AVISO IMPORTANTE


A partir del día 14 de junio de 2015, domingo, este blog dejará de ser actualizado como se ha venido haciendo hasta la fecha. La primera idea fue la de cerrar el blog, pero el deseo que que cuanto aquí se ha publicado pueda seguir siendo útil en el futuro, nos hace que mantengamos abierto el blog. Si tuviera alguna duda o quisiera hacer algún comentario, no tema hacerlo: seguiremos publicando cuantos comentarios se hagan y seguiremos contestando a las dudas que puedan surgir.
Gracias y hasta siempre.
Andrés Guerrero Serrano
-Homeópata-

jueves, 11 de junio de 2015

Sobre la Difteria y el niño afectado en Olot

(Extraído de boscanatural.com)

9 junio, 2015

El pasado 29 de mayo se declaró un caso de difteria en Olot, Girona, en un niño de seis años no vacunado.  Han saltado las alarmas en Olot (y en otros lugares) y tanto la opinión pública, como medios de comunicación, están señalando a los padres como los culpables de este desafortunado contagio.  Por todo lo visto, escuchado y leído en diferentes medios, pienso que es necesario aclarar algunos conceptos y dar un poco de información sobre el asunto, ya que sólo el conocimiento puede hacernos ver este asunto con más perspectiva.

La Difteria es una enfermedad infectocontagiosa provocada por la toxina del bacilo Corynebacterium diphteriae.  Puede producir una amplia membrana en la garganta y puede dar lugar a serias dificultades respiratorias, desencadenar neuritis, alteraciones cardíacas, vasculares, suprarrenales y renales.  Las formas más tóxicas pueden presentar graves complicaciones o provocar la muerte.

El contagio es directo a partir de los enfermos o portadores y la infección se puede transmitir a través de la saliva.  El período de incubación oscila entre unas horas y los cinco primeros días.

En diversos estudios realizados se observó que entre los 4-6 meses después del nacimiento existe una altísima protección inmunitaria adquirida a través de la placenta y de la lactancia.  A partir del primer año y durante los quince posteriores, la protección baja de manera considerable para volver incrementarse a partir de los 16 años.  La edad de mayor propensión a contraer la enfermedad se sitúa entre los 2-5 años.  A principios del siglo XX era frecuente en Europa y en EE.UU, pero actualmente ha disminuido de forma notable en todo el mundo.

Evolución morbilidad Difteria en España-2

Muchas de las cepas del bacilo conviven naturalmente en las vías respiratorias del cuerpo humano.  Este bacilo segrega una toxina diftérica y su virulencia depende de la capacidad de reacción del organismo.  Es decir, dependiendo de la respuesta inmunológica de cada persona, se manifestará o no la enfermedad.  Personas con un terreno hiporreactivo y anérgico (poca capacidad de respuesta) con manifestaciones como la fatiga crónica, hipersensibilidad, duelo, tendencia depresiva, insuficiencia de vitamina C y grupo B, la utilización de fármacos inmunosupresores, analgésicos, antiinflamatorios y antitérmicos pueden crear ciertas condiciones para la evolución del proceso.

La vacuna actual ofrece una respuesta entorno al 85-95% con una memoria de unos 2-3 años.  En el caso de los niños se administra una vacuna conjunta antidiftérica, antitetánica y antitosferina acelular (DTPa), comercializada por el laboratorio Glaxosmithkline bajo el nombre de Infanrix.

Efectos secundarios

Como todos los medicamentos químicos y medicamentos biológicos (vacunas) tiene efectos secundarios a tener en cuenta y que en muchos casos no son informados en el momento de la vacunación.

Posibles efectos adversos descritos en el prospecto de la vacuna:

·Muy frecuentes (en más de 1 por cada 10 dosis de vacuna)

-Irritabilidad

-Somnolencia

-Enrojecimiento e inflamación en el lugar de la inyección

-Fiebre (>38ºC)

·Frecuentes (en menos de 1 por 10 pero en más de 1 por 100 dosis de vacuna)

-Pérdida de apetito

-Inquietud, llanto anormal

-Diarrea, vómitos

-Picor

-Dolor en el lugar de la inyección

·Poco frecuentes (en menos de 1 por 1.000 pero en más de 1 por 10.000 dosis de vacuna)

-Habones

·Muy raros (en menos de 1 por cada 10.000 dosis de vacuna)

Los efectos adversos que ocurrieron en muy raras ocasiones durante los ensayos clínicos o durante el uso rutinario de la vacuna o con otras vacunas antidifteria o antitétanos, incluyen:

como con todas las vacunas inyectables, hay un riesgo extremadamente pequeño de reacciones alérgicas.  Éstas se pueden reconocer por:

·Erupción con picor en las manos y pies

·Hinchazón de los ojos y la cara

·Dificultad al respirar o tragar

Estas reacciones generalmente se producirán antes de abandonar la consulta del médico.  Sin embargo, si su hijo sufre cualquiera de estos efectos debe contactar con el médico urgentemente.

-Hinchazón de la glándulas del cuello, axilas o ingles

-Sangrado o aparición de cardenales más fácilmente de lo normal

-Colapso o periodos de inconsciencia o pérdida del conocimiento, convulsiones o ataques (con o sin fiebre), que normalmente ocurren 2 ó 3 días después de la administración de la vacuna.

-Paradas temporales en la respiración

En niños prematuros (nacidos a las 28 semanas de gestación o antes) los periodos entre respiraciones pueden ser más largos de lo normal durante los 2-3 días posteriores a la vacunación.

-Hinchazón de la extremidad donde se ha inyectado la vacuna.

Además, diferentes autores e investigadores relacionan la introducción de las vacunas de la viruela, la difteria y la tos ferina con el incremento de la poliomielitis.

Composición de la vacuna:

Los principios activos son:

Toxoide diftérico (1)                                     no menos de 30 UI

Toxoide tetánico (1)                                      no menos de 40 UI

Antígenos de Bordetella pertussis

Toxoide pertúsico (1)                                     25 microgramos

Hemaglutinina filamentosa (1)                       25 microgramos

Pertactina (1)                                                  8 microgramos

(1) absorbido en hidróxido de aluminio          0,5 miligramos Al3+

Los demás componentes son: cloruro de sodio, formaldehído, polisorbato 80 y agua para preparaciones inyectables.

Mortalidad por Difteria y Tos Ferina en Cataluña-2

Debemos tener en cuenta todos y cada uno de los posibles efectos adversos y que la vacuna no ofrece una protección del 100%.  También es importante saber que la gran mayoría de adultos no realiza vacunaciones de recuerdo cada 10 años y no por ello hay epidemia alguna, sobretodo en personas mayores de 40 y 65 años a los que se recomienda la vacunación de recuerdo.  En personas sanas, con una alimentación adecuada y unos hábitos de vida saludables, no tienen porqué contagiarse o desarrollar la enfermedad.  Y es por esto mismo que hay toda una serie de preguntas me vienen a la cabeza sobre el caso del niño de Olot y que es muy posible que nadie las pueda responder:

¿Estaba el niño en cuestión inmunodeprimido?

¿Había tomado antibióticos en las semanas anteriores a la infección?

¿Había padecido alguna enfermedad recientemente?

¿Tenía algún problema emocional previo a la infección?

¿Tenía una alimentación equilibrada, libre de tóxicos (en al medida de lo posible) y adecuada a su edad y actividad física y mental?

¿Padecía avitaminosis, preferentemente de vitamina C, o carencia de algún nutriente o micronutriente?

Si no se había vacunado ¿se le había aplicado alguna medida alternativa, a base plantas medicinales inmunoestimulantes, homeopatía u otras terapias?

El caso ha despertado la discusión sobre la necesidad o no de la obligatoriedad de vacunar a nuestros hijos y en muchos foros es el motivo principal de debate.

En mi opinión uno de los problemas de nuestro sistema de salud público es la falta de información.  Nos recetan medicamentos y nos “imponen” un calendario vacunal sin ofrecernos toda la información existente, para que padres y usuarios en general puedan hacer una valoración pausada y reflexionada sobre la necesidad de vacunar o no a nuestros hijos. La libertad de decisión siempre debe primar en todos los casos, como decidimos en otros aspectos de nuestra salud como la alimentación o los hábitos de vida, pero siempre desde la información y el absoluto conocimiento de los beneficios y los efectos secundarios de las vacunas.

Es por este motivo que quiero romper una lanza a favor de todos los padres y madres que deciden no vacunar a sus hijos, para que no sean criminalizados y señalados como irresponsables, teniendo en cuenta que siempre quieren lo mejor para sus hijos.

Más información sobre las vacunas:

·Los peligros de las vacunas.  Dr. Xavier Uriarte. Ed. Atica Salud 2002

·Las vacunas.  Medicina convencional y medicina naturista.  Dr. Georg Kneissl.  Ed. Herder 2002

La liga para la libertad de vacunación

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada