AVISO IMPORTANTE


A partir del día 14 de junio de 2015, domingo, este blog dejará de ser actualizado como se ha venido haciendo hasta la fecha. La primera idea fue la de cerrar el blog, pero el deseo que que cuanto aquí se ha publicado pueda seguir siendo útil en el futuro, nos hace que mantengamos abierto el blog. Si tuviera alguna duda o quisiera hacer algún comentario, no tema hacerlo: seguiremos publicando cuantos comentarios se hagan y seguiremos contestando a las dudas que puedan surgir.
Gracias y hasta siempre.
Andrés Guerrero Serrano
-Homeópata-

miércoles, 4 de abril de 2012

El regaliz puede ayudar a combatir las caries y la enfermedad periodontal

(Extraído de vidaysalud.com)

por Doctora Aliza • 04 de abril de 2012

¿Tienes caries o te atormentan los problemas de las encías? Arriba el ánimo. Tal vez la solución a tus dificultades se encuentre en el componente principal de un caramelo, que puede ser bueno para mantener la salud de tu boca.

Los resultados de esta nueva investigación te van a dejar ¡un buen sabor de boca! De acuerdo a un estudio publicado en Journal of Natural Products, algunos componentes de la raíz seca del regaliz (licorice), una planta que se usa frecuentemente en la cocina tradicional china, puede ayudar a tratar las caries dentales y las enfermedades de las encías, que son las causas principales de la pérdida de los dientes en los niños y en los adultos.

Los dos componentes principales del regaliz, el licoricidin y el licorisoflavan A, son sumamente efectivos para prevenir las bacterias que causan las caries. Y ambos elementos, junto con otros también encontrados en el regaliz, inhiben la formación de las bacterias que provocan la periodontitis, una condición que destruye los huesos, las encías y los tejidos que rodean los dientes. Según algunos investigadores, estas sustancias, que son parte del regaliz, podrían usarse para tratar, y tal vez hasta para prevenir, las infecciones bucales.

La raíz del regaliz es muy apreciada en la medicina tradicional china por sus propiedades antisépticas y antiinflamatorias entre otras, y se usa también en varias preparaciones para realzar la actividad de otros ingredientes y para darles sabor a los alimentos y las bebidas. En el mundo occidental, su uso suele estar limitado a la confección de caramelos, aunque desde hace algún tiempo se ha le empezado a valorar como una fuente de componentes potencialmente beneficiosos para el organismo. El estudio mencionado puede ayudar a que se utilice para prevenir y combatir las enfermedades bucales, crónicas en algunos países.

Pero cuidado, siempre hay que tener algunas precauciones…

¿Esto significa que ya puedes correr a la sección de los dulces en cualquier tienda y comprarte un paquete de caramelos de regaliz para resolver tus problemas dentales? Nada de eso. En primer lugar, porque los caramelos en general contienen azúcar, que es una enemiga declarada de los dientes. En segundo lugar, porque a muchos de los caramelos a los que les llaman “de regaliz” actualmente, se les da su sabor característico con aceite de anís, de gusto parecido, pero que no tiene las mismas cualidades curativas. Naturalmente, la raíz del regaliz se puede consumir también en forma de suplementos, lo que quizá sea una alternativa más conveniente.

Lo malo es que los suplementos tampoco pueden consumirse por un período largo de tiempo, porque no se sabe todavía si es seguro tomarlos por más de cuatro o seis semanas seguidas. Además, algunos de estos suplementos, que contienen glicirricina, pueden subir la presión arterial, bajar los niveles de potasio y provocar la retención de sal y agua en el cuerpo, si se toman en gran cantidad. Por lo tanto, si padeces de presión arterial alta, o de alguna condición cardíaca, debes tener cuidado con los suplementos de regaliz, y consultar con tu médico antes de empezar a tomarlos. También debes evitar los suplementos si estás embarazada, y no utilizar gran cantidad de regaliz en los alimentos.

De todos modos, es un avance para la salud bucal. Claro que se necesitan más estudios para determinar las estrategias de consumo a largo plazo, y los posibles efectos secundarios, así como la interacción con otros productos que se usan para combatir las caries. Pero ¿no te parece que los resultados del estudio son alentadores? El uso de la raíz del regaliz para evitar problemas de los dientes y las encías es una noticia muy bienvenida en la odontología preventiva, y es posible que pueda utilizarse más adelante en la elaboración de pastas dentales y enjuagues bucales, que te ayudarían a mantener tu boca sana con un mínimo de esfuerzo.

Por el momento, sigue tu rutina diaria de limpieza con un buen cepillado y el hilo dental ¡sin fallar! Y no te olvides de visitar a tu dentista periódicamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada