AVISO IMPORTANTE


A partir del día 14 de junio de 2015, domingo, este blog dejará de ser actualizado como se ha venido haciendo hasta la fecha. La primera idea fue la de cerrar el blog, pero el deseo que que cuanto aquí se ha publicado pueda seguir siendo útil en el futuro, nos hace que mantengamos abierto el blog. Si tuviera alguna duda o quisiera hacer algún comentario, no tema hacerlo: seguiremos publicando cuantos comentarios se hagan y seguiremos contestando a las dudas que puedan surgir.
Gracias y hasta siempre.
Andrés Guerrero Serrano
-Homeópata-

viernes, 25 de abril de 2014

Propiedades curativas del Aloe vera

(Extraído de curartenaturalment.blogspot.com.es)

Belleza

La utilización del aloe vera en materia de belleza se difunde día a día. Al penetrar fácilmente en las 3 capas de la piel. Epidermis, dermis, e hipodermis, permite eliminar las bacterias y la grasa acumulada que habitualmente tapona los poros de la piel. Por otro lado, al ser rica en vitaminas, enzimas, minerales y nutrientes naturales, permite la reproducción de células nuevas. Utilizando el aloe vera de manera constante se pueden evitar las arrugas precoces y retardar las normales de la edad. Se puede utilizar sin inconvenientes debajo del maquillaje. Otro de los usos habituales en cuanto a belleza se trata es como filtro solar, contribuyendo en los casos de uso prolongado, a eliminar manchas causadas por el sol.

Es excelente para contrarrestar los efectos después del afeitado, cuando la piel queda dañada por el paso de las cuchillas, evitando enrojecimiento y erupciones. También previene y elimina pequeñas estrías.

Cuero cabelludo y cabello

El aloe es excelente para prevenir afecciones del cuero cabelludo como la caspa y la grasa, al aplicar su jugo como shampoo o acondicionador. Por otra parte permite lograr un cabello más sano y brilloso frotando una hoja previamente cortada a la mitad, por toda la cabeza y dejando secar el cabello durante un rato o incluso hasta el día siguiente, cuando se lo quita con agua.

Higiene bucal. Afta. Herpes Labial

El aloe vera es un excelente preventivo para las caries a la vez que protege el esmalte de los dientes. Para las encías sangrantes o hinchadas, chupar un trozo de la pulpa es una buena opción, ya que reduce el dolor, es además muy bueno para los dolores de muela y reducción de flemones.

En el caso de afta, al tratarse de una inflamación que afecta a las membranas de la boca, muy dolorosa por cierto, puede afectar incluso la alimentación. En estos casos se aconseja masticar un trozo de pulpa de Aloe y después tragarlo para que actúe también sobre el paladar, el esófago y el estómago, como mínimo una vez al día. En los casos de herpes labial, se debe aplicar el aloe, y posteriormente lavarlo con agua.

Alergias

El aloe vera reduce y hasta elimina totalmente los efectos de alergias u otras reacciones similares. Para saber si una persona es alérgica al aloe vera, hay frotar un poco en la parte inferior del brazo y esperar. Si la zona comienza a picar o se pone roja, es señal de que es alérgica al aloe y deberá evitarse su utilización. Para afecciones respiratorias como el asma, se debe colocar en una olla varios trozos de Aloe con agua y ponerlo a cocer, repirando el vapor o frotando con su jugo las fosas nasales , lo que reduce considerablemente las molestias.

Quemaduras y escoceduras

Al aplicar Aloe en quemaduras y escoceduras, el dolor disminuye considerablemente, además de contribuir a evitar infecciones y posteriores cicatrices. La curación es mucho más rápida.

Quemaduras de sol

Es ideal para aplicar sobre la piel antes de exponerse al sol, ya que es una efectiva protección contra los rayos ultravioletas. Aplicando el jugo sobre la piel, se alivian de inmediato las quemaduras leves. Para las quemaduras más graves se debe frotar sobre la herida, un trozo de pulpa de aloe, lo que permite evitar que las células se sigan calentando propagándose a células vecinas y ocasionando en algunos casos, muerte por calentamiento celular.

Cortes y heridas

Utilizado desde hace años como un eficaz remedio casero, se debe colocar sobre la herida, previamente limpiada, un trozo de pulpa sin pelar y fijarse con una venda. No sólo cura las heridas sino además reduce las cicatrices.

Hemorroides

Para tratar las las hemorroides se lo puede utilizar de dos maneras diferentes. Al ser levemente laxante se lo puede ingerir (un trozo de pulpa) por las mañanas o también introducirlo en el recto después de evacuar. Si fuese necesario el uso exterior, se debe aplicar la hoja abierta sobre la zona afectada. El tratamiento debe ser constante hasta la completa desaparición de la hemorroides.

Cicatrices

Es un tratamiento que puede demandar un tiempo prolongado. Se debe aplicar sobre las cicatrices, el jugo o la pulpa, tanto a la mañana como por la noche, pudiendo combinarse con Vitamina E, lo que la vuelve aún más eficaz.

Varices

En estos casos se debe aplicar por fuera de las venas varicosas para obtener excelentes resultados.

Cáncer de piel

En este tipo de tratamientos se debe tener en cuenta que hay que ser pacientes y muy constantes, aplicando diariamente, entre 2 y 4 veces al día, el jugo del Aloe hasta la completa eliminación.

Acné

Para tratar el acné con aloe vera se lo debe aplicar más de una vez por día sobre la piel previamente limpia. El aloe permite regenerar los tejidos desde el interior hacia el exterior, absorbiendo el exceso de grasa. Durante los primero días es muy posible que la afección parezca empeorar pero esto es normal y solo requiere de paciencia. Utilizado regularmente, el Aloe reduce además de manera gradual, las cicatrices producidas por el acné. Se debe aplicar por la mañana y por la noche el tiempo que sea necesario, ingieriendo además, un trozo de pulpa por las mañanas para un tratamiento mucho más efectivo.

Picaduras de insectos, ortigas y mordidas

Se aplica directamente un trozo de pulpa de aloe sobre la picadura de cualquier insecto que sea, esto permite la reducción inmediata del dolor y una más rápida curación.

Psoriasis y erupciones

La psoriasis és una dolencia que proviene generalmente a causa de una vida poco equilibrada y la especialidad sensibilidad de algunas personas. Para tratarla con aloe vera se debe ingerir diariamente en ayunas, dos trozos pequeños de pulpa además de aplicarla en las zonas afectadas varias veces al día.

Irritación y picor

Ideal para la zona de las entrepiernas y el inguinal, que muchas veces se irritan como consecuencia del calor y la fricción constante. En este caso se debe aplicar Aloe dos veces al día en la zona afectada, desapareciendo la lesión en un día o dos.

Pie de atleta

Se trata de una lesión que aparece generalmente en verano y más frecuentemente en los hombres. Se caracteriza por la aparición de hongos y el tratamiento consiste en aplicar una gasa empapada conjugo de aloe alrededor de los dedos, dejándola actuar durante toda la noche.

Aparato genital femenino

Ayuda a la eliminación de las molestas tricomonas, cándidas y otras infecciones o irritaciones vaginales. Para ello basta introducir un trozo de pulpa de aloe vera en la vagina, dejándolo actuar durante toda la noche. generalmente el tratamiento se limita a un par de días. También son excelentes los baños vaginales con agua tibia y aloe.

Pies cansados

Colocar los pies en agua caliente con trozos de aloe y frotándolos con ellos es un buen tratamiento para pies cansados. También se pueden efectuar masajes con el jugo del aloe, ya que posee un efecto revitalizador.

Torceduras y dolor en las articulaciones

Al aplicarlo directamente sobre la piel en la zona afectada, éste es absorvido directamente por la sangre inhibiendo el dolor. Las aplicaciones pueden realizarse con calor o sin el. Uno de los remedios caseros más utilizados es calentando una hoja y partiéndola al medio y colocando la parte gelatinosa sobre la zona adolorida el mayor tiempo posible.

Desodorante

El aloe vera reduce el olor corporal y no resulta tan cáustico. Si bien no es tan potente como los desodorantes comunes, es ideal para aquellas personas alérgicas o que deseen una alternativa natural.

Sinusitis y dolor de cabeza

Para este tipo de afecciones se debe colocar un trozo de hoja de aloe vera sobre la frente y frotarla suavemente, dejándola actuar por espacio de algunos minutos. Del mismo modo se puede utilizar un paño empapado en jugo de aloe para colocar en la frente. Si lo dolores de cabeza provienen de una sinusitis, es aconsejable permitir que el paño cubra parte de las fosas nasales.

Nervios dolorosos

El aloe tiene una propiedad increíble: restaura la sensibilidad en la piel. Para ello se debe aplicar diariamente el jugo o la pulpa del aloe vera en la zona afectada. El tratamiento requiere de paciencia ya que puede demandar varios meses.

Enfermedades infantiles

Utilizando el jugo o la pulpa del Aloe sobre las lesiones causadas por el sarampión, la varicela o la rubeola, se reduce la comezón y las lesiones se curan más rápidamente. Todos aquellos tratamientos que impliquen el uso de alcohol pueden ser sustituídos por el aloe, ya que es también un poderoso desinfectante y no produce ardor. Para quienes tengan fiebre, deberán frotar la pulpa en la frente, la nuca y la planta de los píes. También es muy util para las irritaciones causadas por los pañales (después deberá aplicarse una crema hidratante).

Prevención

El aloe vera ayuda a mantener un excelente estado de salud y llena al cuerpo de energía gracias a su contenido alto en titanio, hierro y germanio. Comiendo un trozo de pulpa con el desayuno se fortalece el sistema inmunológico. Posee además excelentes propiedades afrodisíacas. Es ideal para los trastornos digestivos y un buen regulador intestinal.

Úlceras

Para tratar la úlcera se deberá comer por la mañana y en ayunas, un trozo de pulpa, lo que deberá repetirse por las noches y hasta que los síntomas desaparezcan definitivamente. Es aconsejable durante ese lapso, realizar una dieta acorde para después, de manera progresiva, volver a la normalidad. El Aloe tiene sabor amargo, por ello, para quitarlo se puede lavar el trozo con agua quitándole el jugo amarillento que contiene entre la hoja y la pulpa (server). Se lo puede pasar por la batidora e incluso mezclarlo con jugo de frutas.

Reuma y artritis

Es un excelente inhibidor del dolor y un buen antiinflamatorio. Comiendo un trozo de pulpa diariamente se disminuye el dolor en las articulaciones.

Dolor de cuello y anginas

Se puede tratar de dos diferentes maneras. La primera de ellas es por medio de gárgaras con un preparado de pulpa de aloe y agua tibia pasado por la batidora. La segunda es introducir en la boca un trozo de pulpa, chuparlo durante unos minutos, luego masticarlo y tragarlo. El tratamiento puede llevarse a cabo con frecuencia.

Ojos y oídos

En ambos casos, la aplicación de unas gotitas de jugo de aloe alivian el dolor y los relajan casi inmediatamente. También se pueden fregar los párpados con una hoja. Es excelente para tratar las cataratas y otras afecciones de los ojos.

Verrugas y ojos de pollo

Para el tratamiento de verrugas y ojos de pollo se debe aplicar un trozo de hoja en la zona afectada, sujetándola, durante dos o tres semanas hasta eliminarlas.

Osteoporosis

Un tratamiento que requerirá de constancia. El aloe actúa como regenerador de la masa ósea y ayuda a absorber mayores cantidades de calcio a la vez que aporta vitaminas. El tratamiento consiste en ingerir un trozo de pulpa en ayunas, dos veces al día.

Diabetes

El aloe permite al páncreas recuperar su correcto funcionamiento y la correcta producción de insulina. Para ello debe ingerirse la pulpa en ayunas.

Hipertensión y ateroesclerosis

El Aloe Vera actúa como un purificador de la sangre y es altamente recomendado para personas que padecen de arteriosclerosis e hipertensión. Al favorecer la oxigenación de los tejidos, retarda el envejecimiento, aumentando la elasticidad. Regula la tensión sanguínea. Se debe ingerir dos o tres veces al día un trozo de pulpa de aloe.

Excesos de comidas o bebidas

Masticar un trozo de aloe vera hasta deshacerlo y después tragarlo puede hacer sentir mejor a quienes se sientan pesados luego de la ingesta excesiva de alcohol o comidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada