AVISO IMPORTANTE


A partir del día 14 de junio de 2015, domingo, este blog dejará de ser actualizado como se ha venido haciendo hasta la fecha. La primera idea fue la de cerrar el blog, pero el deseo que que cuanto aquí se ha publicado pueda seguir siendo útil en el futuro, nos hace que mantengamos abierto el blog. Si tuviera alguna duda o quisiera hacer algún comentario, no tema hacerlo: seguiremos publicando cuantos comentarios se hagan y seguiremos contestando a las dudas que puedan surgir.
Gracias y hasta siempre.
Andrés Guerrero Serrano
-Homeópata-

domingo, 1 de junio de 2014

ACEITE DE COCO CONTRA EL ALZHEIMER: CONFIRMADO YA POR LA CIENCIA

(Extraído de naturopatiaysalud.blogspot.com.es)

Desde hace tiempo se venía diciendo, pero solo había testimonios y no investigaciones: el aceite de coco ayuda a los pacientes con la Enfermedad de Alzheimer.

Un artículo publicado por científicos canadienses, nada más y nada menos que en el "Journal of Alzheimer´s Disease", concluye que neuronas tratadas in vitro con el péptido beta amiloide pueden sobrevivir con la ayuda del aceite de coco. Este resultado es esperanzador para los pacientes que sufren esta terrible enfermedad, ya que hasta ahora los fármacos empleados han demostrado muy poca efectividad; y también para sus familiares, quienes padecen muchas veces tanto o más que los propios enfermos.

Para que entendamos la importancia de esta investigación, debemos aclarar que la Enfermedad de Alzheimer se caracteriza por la formación de placas u ovillos de péptidos beta amiloide en el cerebro, los cuales interrumpen la comunicación o sinapsis entre las neuronas. Esto trae consigo los síntomas característicos de esta dolencia, tales como problemas con la memoria, la forma de pensar, el carácter o la manera de comportarse.

Las personas aquejadas de esta enfermedad olvidan los más elementales detalles de la vida cotidiana, como por ejemplo para qué sirven los cubiertos o cómo vestirse. Pueden llegar a un sitio y no recordar donde están, ni como llegaron allí. Esto diferencia la enfermedad de Alzheimer del deterioro cognitivo relacionado con la edad, el cual no es más que la pérdida gradual de la memoria, especialmente a corto plazo, pero que nunca llega a los extremos que padecen los enfermos de Alzheimer.

¿Y qué síntomas pueden advertirnos de que estamos en riesgo de padecer de Alzheimer?

Olvidar una información que acabamos de aprender, fechas importantes, pedir varias veces la misma información, tener que tomar notas para recordar tareas que antes recordábamos con facilidad, son todos indicadores de que algo no está bien. Lo normal es que ha medida que envejecemos olvidemos algunas cosas de las que luego nos acordaremos, como nombres o eventos.

Es normal que al envejecer nos equivoquemos de vez en cuando al hacer cálculos matemáticos, lo anormal es tener dificultad para realizar los cálculos por no recordar el procedimiento a seguir o estar incapacitado para seguir una receta.

No es normal tener dificultades para realizar las tareas cotidianas. Que se nos olvide como se usa algún electrodoméstico puede ser normal, pero no lo es llegar a un sitio y no saber dónde estamos ni cómo llegamos allí.

Otro indicador de problemas relacionados con el Alzheimer son los problemas visuales como no entender lo que se lee, equivocarse calculando las distancias o para determinar un color, en tanto que es normal tener problemas de vista relacionados con la presbicia o las cataratas.

Es normal a medida que se envejece que en un momento determinado se olvide el nombre de un objeto, pero no lo es denominar ese objeto con un nombre incorrecto.

Una de las señales más notorias del Alzheimer es colocar los objetos en lugares inapropiados y no darse cuenta del error. Lo normal es colocar los objetos en un lugar diferente al usual y percatarse del error al encontrarlo.

Otro rasgo que diferencia al Alzheimer del deterioro cognitivo relacionado con la edad es que es normal que con la edad se sigan rutinas muy específicas y enojarse cuando se le cambia. Sin embargo es síntoma a tener en cuenta si a la persona le cambia el carácter y se vuelve irritable e incluso violenta, muchas veces sin motivo justificado.

Si usted nota alguna de estas señales en usted o en una persona cercana, debe solicitar atención médica a la brevedad posible.

Para complementar su tratamiento médico o para prevenir el desarrollo de la enfermedad, puede seguir las recomendaciones del afamado neurólogo norteamericano Dr. David Perlmutter. Presten mucha atención a lo que este médico dice:

"El Alzheimer es una enfermedad prevenible. Me sorprende enormemente que nadie plantee que estos terribles problemas neurológicos puedan de hecho ser prevenibles con cambios en el estilo de vida. Las dietas que son elevadas en carbohidratos y aquellas que son bajas en grasas son devastadoras para el cerebro. Es un hecho que los carbohidratos conducen al Alzheimer. Esto pone patas para arriba lo que se acepta hasta ahora, pero no olvidemos que tenemos el poder de elegir lo que comemos. Debemos elegir las grasas antes que los carbohidratos".

¿Quedó alguien en estado de shock ?

Pues no deberíamos sorprendernos tanto. El Alzheimer esta directamente relacionado con la elevación de la glucosa en la sangre. De hecho algunos médicos ya la empiezan a llamar diabetes tipo 3.

Un estudio publicado en el "New England Journal of Medicine" en agosto de 2013 demostró que aun pequeñas elevaciones de glucosa sanguínea (niveles entre 105 y 110) están asociadas con un riesgo elevado de demencia. El Dr. Perlmutter sugiere mantener la glucosa sanguínea por debajo de 95, preferiblemente entre 70 y 85.

Y en resumidas cuentas, mis recomendaciones para todas aquellas personas que quieran prevenir esta terrible enfermedad (y de paso prevenir otras como la diabetes y prácticamente cualquier enfermedad crónico degenerativa) serían las siguientes:

Coma lo mas natural y orgánico posible.

Reduzca el consumo de carbohidratos (azucares y harinas) y aumente el de grasas buenas (especialmente el aceite de coco, que debería ser tomado a diario; además de aceite de oliva extravirgen, mantequilla clarificada, aguacate, yemas de huevos orgánicos, semillas como nueces, almendras, ajonjolí, etc.). Evite, eso sí, las grasas malas o grasas trans (aceites refinados de maíz, canola, soya, ajonjolí, margarinas y mayonesas industriales, y todo alimento procesado industrialmente en cuya fabricación se haya empleado algún tipo de grasa).

Emplee cúrcuma al cocinar.

Ejercite regularmente tanto el cuerpo como la mente.

Evite la intoxicación con metales pesados (mercurio, aluminio, plomo, etc.) y compuestos orgánicos tóxicos.

Si esta a su alcance tome regularmente baños de sol y de mar, a las horas apropiadas. Nunca al mediodía.

Como complemento de esta lectura les recomiendo leer estos otros tres artículos de mi blog:

NUEVAS EVIDENCIAS DEL OMEGA 3 CONTRA EL ALZHEIMER en:
http://naturopatiaysalud.blogspot.com/2012/06/nuevas-evidencias-del-omega-3-contra-el.html
TARKARÍ, CURRY, CURCUMA Y ALZHEIMER O COMO UN PLATO SABROSO COMBATE LA DEMENCIA SENIL en:
http://naturopatiaysalud.blogspot.com/2009/06/tarkari-curry-curcuma-y-alzheimer-o.html
EL HUEVO: UN ALIMENTO DIFAMADO en:
http://naturopatiaysalud.blogspot.com/2014/05/aceite-de-coco-contra-el-alzheimer.html

Y para los incrédulos aquí va la bibliografía :

Nafar F, Mearow KM. Coconut oil attenuates the effects of amyloid-β on cortical neurons in vitro. J Alzheimers Dis. 2014;39(2):233-7.

Crane P.K., Walker R., Hubbard R.A., et al. Glucose Levels and Risk of Dementia.N Engl J Med 2013; 369:540-548

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada