AVISO IMPORTANTE


A partir del día 14 de junio de 2015, domingo, este blog dejará de ser actualizado como se ha venido haciendo hasta la fecha. La primera idea fue la de cerrar el blog, pero el deseo que que cuanto aquí se ha publicado pueda seguir siendo útil en el futuro, nos hace que mantengamos abierto el blog. Si tuviera alguna duda o quisiera hacer algún comentario, no tema hacerlo: seguiremos publicando cuantos comentarios se hagan y seguiremos contestando a las dudas que puedan surgir.
Gracias y hasta siempre.
Andrés Guerrero Serrano
-Homeópata-

lunes, 15 de agosto de 2011

Una dosis más alta de pastillas de cinc podría acortar los resfriados

(Extraído de Healthfinder.gov)

Tomar más de 75 mg al día redujo significativamente la duración del virus, plantea un estudio

Por Maureen Salamon

MARTES, 2 de agosto (HealthDay News) -- Aún no hay cura para el resfriado común, pero quizás haya una forma de acortar el sufrimiento. Un estudio reciente sugiere que las dosis más altas de pastillas de cinc en ciertas formulaciones podría reducir la duración de los resfriados en más de 40 por ciento.

El Dr. Harri Hemila, investigador de la Universidad de Helsinki en Finlandia, revisó trece ensayos controlados con placebo que examinaban el efecto de las pastillas de cinc sobre las infecciones de resfriado. Tres de ellos encontraron que el acetato de cinc en dosis diarias de más de 75 miligramos (mg) reduce la duración de los resfriados en 42 por ciento, en promedio.

Cinco ensayos que usaron sales de cinc que no eran acetato en dosis diarias superiores a 75 mg redujeron los resfriados en un promedio de 20 por ciento, mientras que otros cinco usaron menos de 75 mg al día y no produjeron ningún efecto.

"Gran parte de la variación en los hallazgos de estudios publicados se puede explicar por la dosis diaria de cinc administrada en las pastillas de cinc", señaló Hemila, que financió el estudio por sí mismo. "Cuando el enfoque son los estudios que usaron las dosis diarias más altas de cinc, hay evidencia firme de que las pastillas de cinc reducen la duración de los resfriados".

El estudio aparece en la revista The Open Respiratory Medicine Journal.

A pesar de la popularidad de los complementos de cinc, la controversia sobre su eficacia ha continuado desde que un estudio muy publicitado de 1984 sugirió por primera vez un efecto de limitación del resfriado. Permitir que la pastilla se disolviera en lugar de tragarla pareció proveer un efecto terapéutico. Desde entonces, se han llevado a cabo más de una docena de estudios, pero los datos sobre la eficacia del oligomineral han sido mixtos.

Todos los ensayos examinados por Hemila compararon pastillas de cinc con placebos. Aunque le sorprendió notar lo potente que era la correlación entre las dosis diarias de cinc y sus efectos sobre la duración de los resfriados, dijo que él y sus colegas aún no saben por qué parece funcionar.

"En el marco de la medicina basada en evidencia, nos interesa principalmente la cuestión de si hay un efecto y qué tan grande es, mientras que el mecanismo del efecto es un asunto secundario", dijo.

Ningún estudio anterior ha mostrado que el uso de pastillas de cinc de hasta 150 mg al día podría causar daño aparte de un mal gusto o estreñimiento, apuntó Hemila, y el ensayo más reciente sobre el acetato de cinc no indicó diferencias significativas entre los grupos de cinc y placebo en cuanto a efectos adversos, aunque la dosis diaria de cinc era de 92 mg.

La Dra. Lisa Winston, epidemióloga del Hospital General de San Francisco, alabó el estudio como una "síntesis bastante buena de los datos", aunque anotó que los ensayos revisados por Hemila contaron con números bajos de participantes.

"Es un área de controversia y duda... pero no creo que la evidencia sea suficientemente firme, ni pienso que el autor sugiera que podamos basar la práctica clínica en esto", apuntó Winston, quien es también profesora asociada del Departamento de Medicina de la Universidad de California en San Francisco. "Diría a mis pacientes que aún no tenemos una cura [para el resfriado común], y que no sabemos si el cinc funciona".

(FUENTES: Harri Hemila, M.D., Ph.D., researcher, department of public health, University of Helsinki, Finland; Lisa Winston, M.D., associate professor, University of California, San Francisco, Department of Medicine, and vice chief, inpatient medical services, and hospital epidemiologist, San Francisco General Hospital; 2011 The Open Respiratory Medicine Journal)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada