AVISO IMPORTANTE


A partir del día 14 de junio de 2015, domingo, este blog dejará de ser actualizado como se ha venido haciendo hasta la fecha. La primera idea fue la de cerrar el blog, pero el deseo que que cuanto aquí se ha publicado pueda seguir siendo útil en el futuro, nos hace que mantengamos abierto el blog. Si tuviera alguna duda o quisiera hacer algún comentario, no tema hacerlo: seguiremos publicando cuantos comentarios se hagan y seguiremos contestando a las dudas que puedan surgir.
Gracias y hasta siempre.
Andrés Guerrero Serrano
-Homeópata-

domingo, 26 de octubre de 2014

Peor el remedio que la enfermedad

(Extraído de noticiasdealava.com)

Cada día más médicos reivindican una vida más natural y con menos medicación e intervenciones. Un experto danés ha acrecentado la polémica con un libro que dice que hay “medicamentos que matan” y “mafias” en el sector sanitario.

UN REPORTAJE DE CRISTINA MTZ. SACRISTÁN - Domingo, 26 de Octubre de 2014 -

Cada vez es mayor el número de médicos que abogan por una vida con menos estrés y más remedios naturales -el ejercicio, las relaciones con seres queridos, el juego, la comida equilibrada...-, aparcando al máximo los medicamentos y ciertas pruebas agresivas. Entre ellos, el prestigioso psiquiatra Luis Rojas Marcos, quien reiteró en Eres tu memoria (Espasa, 2011) su empeño en que seamos más felices y protejamos nuestra memoria de enfermedades neurológicas con recetas sencillas, como la actividad social y afectiva. Rojas Marcos recuerda que, a partir de los 50 años, el ejercicio intelectual regular tiene un efecto protector de la demencia. En el caso de los médicos y profesores Juan Gérvas y Mercedes Pérez Fernández, quienes editaron el pasado año Sano y salvo (Los libros del lince) -tal y como publicó el Grupo Noticias-, defienden esas premisas: mamografías innecesarias, pruebas con radiaciones y operaciones que no sólo no sanan sino que además dañan... Sano y salvo llevaba por subtítulo “y libre de intervenciones médicas innecesarias”. Éxito de ventas, el libro expone que el exceso de medicina preventiva y la sobremedicación, en una sociedad obsesionada por “la juventud eterna”, pueden, no solo constituir un gasto inútil -económico y de tiempo-, sino además dañar aún más a los pacientes, e incluso ocasionarles la muerte.

Gérvas y Pérez han publicado cientos de artículos en revistas médicas internacionales, al igual que su colega danés Peter C. Gøtzsche. Fue en 2013 cuando este médico e investigador publicó la primera edición de Medicamentos que matan y crimen organizado. Ni corto ni perezoso, Gøtzsche ha volcado en esta publicación cuatro décadas de nutrida experiencia como médico y en el terreno de la regulación de medicamentos, lo que se ha traducido en una gran y estremecedora denuncia: una de cada tres muertes en el mundo es debida a los medicamentos, las grandes farmacéuticas nos engañan y tienen montadas mafias en las que numerosos médicos colaboran en recetar medicamentos innecesarios o dañinos a cientos de miles de personas que enferman e incluso fallecen por esa especulación sin escrúpulos. Fármacos sumamente caros, inhaladores para asma letales, fraude sistemático, falsificación de fondos...

Dos de las personas con mayor autoridad científica y ética sobre estas materias, Joan-Ramon Laporte y Teresa Forcades i Vila, recomiendan la lectura de este libro. De hecho, Laporte ha realizado la presentación a la edición en castellano, apuntando que “la industria farmacéutica es el tercer sector de la economía mundial, por detrás del armamento y el narcotráfico. Sus directivos cobran sueldos obscenos, y no son responsables de nada relativo a la salud”.

Tras publicar Gøtzsche su libro, muchos profesionales de la salud van denunciando en foros y blogs la corrupción del sector con fines lucrativos

“Medicamentos que matan... pone al descubierto que las grandes empresas multinacionales del sector han olvidado en gran parte los criterios éticos que deberían regir su trabajo”, explica el editor en castellano, Enrique Murillo. “La codicia ha destruido la ética en el mundo de la sanidad: privatizaciones por un lado y, por otro, y como demuestra con una documentación muy seria Gøtzsche, en el de los productos farmacéuticos. Estamos sobrediagnosticados y sobremedicados y ni siquiera nos dejan morir en paz”, estima Murillo.

PACIENTES INVOLUCRADOS Esa “medicalización de la medicina” también es señalada por el farmacéutico homeópata bilbaino Joseba Ruiz Golvano, quien añade que “sus medicamentos” no dejan “espacio para otras terapias en las que se involucra al paciente en su proceso de curación”. Joseba destaca que “no hay ningún tipo de incentivo hacia los profesionales sanitarios para defender la Sanidad Pública universal sino que no tenemos opción de aportar nuestra opinión: cómo obtener mejores resultados, un mejor trato y mas humano con los pacientes...”, porque “no nos engañemos: dinero hay... pero más para unos fines que para otros”.

Teresa Forcades i Vila ensalza “los claros y contundentes artículos de Gøtzsche, siempre basados en la evidencia”, que fueron “una fuente de inspiración en la elaboración de mi tesis. Recomiendo este libro a todas las personas que deseen ponerse al día de hasta qué punto es urgente desvincular los intereses económicos privados de la investigación médica”.

Juan Gérvas destacaba hace una semana que “cada día en la UE hay 548 muertos por medicamentos, y 75 por tráfico”. Recuerda que “los medicamentos tienen beneficios cuando se utilizan correctamente”, pero que muchos médicos británicos han subrayado el informe de la UE “que cifra en 197.000 las muertes anuales causadas por los efectos adversos de los medicamentos”.

“Dado que los médicos están en la nómina de la industria, me sorprende que mi libro haya sido recibido con tan poca resistencia por parte de mis colegas”, dijo Gøtzsche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada