AVISO IMPORTANTE


A partir del día 14 de junio de 2015, domingo, este blog dejará de ser actualizado como se ha venido haciendo hasta la fecha. La primera idea fue la de cerrar el blog, pero el deseo que que cuanto aquí se ha publicado pueda seguir siendo útil en el futuro, nos hace que mantengamos abierto el blog. Si tuviera alguna duda o quisiera hacer algún comentario, no tema hacerlo: seguiremos publicando cuantos comentarios se hagan y seguiremos contestando a las dudas que puedan surgir.
Gracias y hasta siempre.
Andrés Guerrero Serrano
-Homeópata-

viernes, 20 de marzo de 2015

Las dietas vegetarianas, asociadas a menor incidencia de cáncer colorectal

(Extraído de http://www.immedicohospitalario.es)

En comparación con los no vegetarianos, los vegetarianos que incluyen pescado en su dieta se benefician de la mayor reducción de riesgo.

La elevada mortalidad del cáncer colorectal ha llevado a considerar los factores dietarios en su prevención primaria. Investigadores de la Universidad de Loma Linda han estudiado el impacto de estos factores en una cohorte de más de 77,000 participantes del Adventist Health Study 2 (AHS-2), clasificados como vegetarianos, lacto-ovovegetarianos, pescovegetarianos, semivegetarianos y no vegetarianos. A lo largo de un período de seguimiento de 7 años el riesgo de cualquier tipo de cáncer colorectal, cáncer de colon y cáncer rectal fue un 22, un 19 y un 29% inferior, respectivamente, en todos los vegetarianos, comparado con los no vegetarianos.

Por subgrupos, la mayor reducción de riesgo se observó en los pescovegetarianos, con una reducción del 43%. Esta fuerte asociación inversa sugiere que el consumo de ácidos grasos omega-3 de cadena larga podría ser un importante factor contribuyente al beneficio, que, por otro lado, fue de la misma magnitud en hombres y mujeres e independiente del grupo racial. Los hallazgos de este estudio difieren de los obtenidos en el EPIC-Oxford, que examinó el impacto de la dieta vegetariana sobre los diferentes tipos de cáncer y no halló relación alguna.

Los autores del estudio creen que estas diferencias pueden deberse a la mayor ingesta de fibra, frutas y vitamina C en la cohorte AHS-2. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada