AVISO IMPORTANTE


A partir del día 14 de junio de 2015, domingo, este blog dejará de ser actualizado como se ha venido haciendo hasta la fecha. La primera idea fue la de cerrar el blog, pero el deseo que que cuanto aquí se ha publicado pueda seguir siendo útil en el futuro, nos hace que mantengamos abierto el blog. Si tuviera alguna duda o quisiera hacer algún comentario, no tema hacerlo: seguiremos publicando cuantos comentarios se hagan y seguiremos contestando a las dudas que puedan surgir.
Gracias y hasta siempre.
Andrés Guerrero Serrano
-Homeópata-

jueves, 6 de junio de 2013

Niños autistas

(Extraído de homeopatiaunicista.com)

Autismo tratamiento; Autismo y homeopatía 

El autismo es una enfermedad neurológica infantil para la que la farmacología no tiene una respuesta satisfactoria al igual que para otras enfermedades neurológicas comunes.

Cuando se selecciona un remedio homeopático correspondiente a las características de cada niño, los resultado son espectaculares y la recuperación y curación total se produce en poco tiempo. La producción de neuronas en la primera etapa de la vida es muy elevada y si tenemos en cuenta que el organismo es muy jóven, la recuperación es rápida, tal como sucede en las enfermedades infantiles curables donde la homeostasis o capacidad de equilibrio es mayor.

Hay un debate importante en cuanto a si las vacunas con componentes mercuriales son el origen del autismo. La Homeopatía ha observado que muchos casos de niños autistas son recuperados precisamente con el remedio mercurius solubilis, en niños que presentan síntomas similares a la intoxicación de mercurio. Hay una probabilidad de que niños sensibles al mercurio desarrollen la enfermedad, por lo que la enfermedad sería sobrevenida o adquirida, pero otros niños presentan otras constituciones homeopáticas y necesitarán otros remedios homeopáticos.

En todos los casos hay una predisposición genética a esta enfermedad, pues los remedios Arsenicum Album, Belladona, Lycopodium, Calcarea Carbonica, Causticum, Phosphorus y Pulsatilla también son útiles para el tratamiento.

Estos remedios describen las características de pacientes, niños, que tienen una predisposición a este desequilibrio o enfermedad.

Los síntomas característicos del autismo leve o moderado y de autismo grave, si no se tratan con Homeopatía pueden permanecer toda la vida, con una interacción social pobre o limitada, comunicación verbal y no verbal afectada, la imaginación y los intereses y actividades limitados. Muchas veces en los casos más severos están muy presentes las conductas dañinas, agresivas y repetitivas, junto con la ausencia del habla.

La discapacidad del niño y adulto puede ser mayor o menor en función de la severidad de la enfermedad. 

Lamentablemente, la farmacología es inútil e ineficaz para resolver esta importante disfunción y las terapias psicológicas no producen los resultados deseables o esperados.

En su libro Curación imposible, La promesa de la Homeopatía, (R.L. Ranch Press, California 2003), Amy Lansky, explica cómo pasó de ser una investigadora de programas tecnológicos de la NASA, a una madre que inició una frenética lucha para la curación del autismo de su hijo Max, hasta dar con una medicina poco considerada por la comunidad científica; La Homeopatía. Ella explica cómo su hijo a los dos años comenzó con los síntomas característicos, como la incapacidad de comunicarse y el aislamiento con el mundo exterior. Después de cuatro años, su hijo llegó a ser un niño completamente sano y adaptado al entorno escolar, llegando a ser un estudiante brillante.

Este libro es un testimonio escrito conmovedor que pertenece a la literatura homeopática, pero tan solo un testimonio más de aquellos que han superado esta enfermedad severa, junto con otras personas que también se han recuperado con Homeopatía de enfermedades tan importantes como la esquizofrenia y la epilepsia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada