AVISO IMPORTANTE


A partir del día 14 de junio de 2015, domingo, este blog dejará de ser actualizado como se ha venido haciendo hasta la fecha. La primera idea fue la de cerrar el blog, pero el deseo que que cuanto aquí se ha publicado pueda seguir siendo útil en el futuro, nos hace que mantengamos abierto el blog. Si tuviera alguna duda o quisiera hacer algún comentario, no tema hacerlo: seguiremos publicando cuantos comentarios se hagan y seguiremos contestando a las dudas que puedan surgir.
Gracias y hasta siempre.
Andrés Guerrero Serrano
-Homeópata-

martes, 28 de mayo de 2013

¿Desea mejorar su memoria?

(Extraído de 5septiembre.cu)

 

Escrito por  Armando Sáez Chávez

La madre natura se ha encargado de todo, o casi todo, lo que el hombre necesita para vivir. No solo de la tierra se pueden obtener los alimentos indispensables para la supervivencia humana, si no que ella también proporciona un número considerable de plantas que sirven para el mejoramiento de la salud.

Precisamente la llamada Medicina natural y tradicional se basa en el uso de yerbas y otros vegetales con propiedades terapéuticas o curativas en los tratamientos de determinadas enfermedades y dolencias. Incluso el consumo de frutas, hortalizas y otros productos del agro pueden preservar o mejorar la calidad de vida.

En esa misma cuerda existen alimentos que podrían favorecer, dadas sus cualidades naturales, a la conservación de una buena memoria, y no faltan especialistas que aseguran su efectividad para prevenir males como el Alzheimer.

Pues a continuación le sugerimos ocho de esos regalos de la naturaleza, considerados mágicos para el tema que nos ocupa.
Los arándanos, por ejemplo, poseen antocianinas, un pigmento vegetal que les proporciona su color particular y que tiene la facultad de reducir el daño progresivo del cerebro. Además de ayudar a conservar la memoria, previene la demencia senil y el Alzheimer. Los estudios demuestran que las dietas ricas en arándanos mantienen la mente más joven.

Por su lado, las manzanas son ricas en quercetina, un antioxidante que protege al cerebro de las enfermedades neurodegenerativas, entre otras ventajas. Los beneficios de comer una manzana al día son increíbles: protege al corazón, previene resfriados y mejora la memoria y la capacidad pulmonar.
Mientras las moras y fresas también contribuyen a esos beneficios. Las primeras, gracias a su alto contenido en antioxidantes, estabilizan el azúcar en sangre y tonifican la memoria. En tanto,  las fresas tienen vitamina C y antioxidantes, poderosos reconstituyentes. Recuerda agregar estas frutas a los postres, ensaladas frutales y al preparar un desayuno nutritivo.

Aseguran los entendidos que la espinaca es rica en luteína, una sustancia que actúa como protectora de las células cerebrales contra el efecto degenerativo. También contiene ácido fólico, vitamina que ayuda a aumentar la velocidad con que procesamos la información y además mejora notablemente el rendimiento mental y la concentración.

En el caso del apio, la verdura tiene un alto contenido de luteolina, un componente que disminuye los efectos del envejecimiento y a la vez reduce la liberación de moléculas que inflaman el cerebro y podrían provocar la pérdida de memoria. El aceite esencial del Apio es usado por sus propiedades antioxidantes y para reducir el colesterol en las arterias.

Las nueces y sus semillas, por su parte, son buenas fuentes de vitamina E, un antioxidante que está asociado con un menor deterioro cognitivo, sobre todo el que se produce con el paso de los años, por eso se sabe que potencian y mejoran la memoria. Además, combaten el cáncer, reducen el colesterol y protegen contra las enfermedades cardiovasculares.

Estudios sobre el tema revelan que existen evidencias de que la ráiz del  ginseng puede fortalecer el cuerpo y aumentar la resistencia al estrés cotidiano. También se utiliza para disminuir los efectos del Alzheimer, el trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH), el síndrome de fatiga crónica y mejorar la memoria y el estado de ánimo de las personas mayores.

Por último, una dieta que contenga el aguacate, alta en fibra, granos y fresas pueden disminuir el riesgo de enfermedad cardiovascular y el colesterol malo. Y como esto reduce el riesgo de acumulación de placa, se potencia el flujo sanguíneo hacia el corazón y cerebro. Puedes sumar palomitas de maíz y trigo entero, ricas en fibra y vitaminas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada