AVISO IMPORTANTE


A partir del día 14 de junio de 2015, domingo, este blog dejará de ser actualizado como se ha venido haciendo hasta la fecha. La primera idea fue la de cerrar el blog, pero el deseo que que cuanto aquí se ha publicado pueda seguir siendo útil en el futuro, nos hace que mantengamos abierto el blog. Si tuviera alguna duda o quisiera hacer algún comentario, no tema hacerlo: seguiremos publicando cuantos comentarios se hagan y seguiremos contestando a las dudas que puedan surgir.
Gracias y hasta siempre.
Andrés Guerrero Serrano
-Homeópata-

martes, 28 de junio de 2011

Lino

(Extraído de Cronica.com.ec)  
Alfonso Palacios Cueva

El Lino es una hierba anual, de tallo empinado, de 2 a 4 palmos de altura, poblado de numerosas hojas de corte lanceolado siempre diminutas y agrupadas en hileras. Su tallo es erguido y de poco espesor, pero suficientemente fuerte para soportar el peso de los frutos que se agolpan en la corola de la planta. Florece a los 45 días después de lo cual aparecen las semillas brillantes y aceitosas, protegidas de unas cascaritas de color verde-azulado.

El Lino tanto en América como en el viejo Mundo, apareció mucho antes de Cristo, o sea en tiempos de Hipócrates y Teofrasto, quienes lo descubrieron y lo recomendaban como emoliente en medicina herbolaria; de lo cual tenemos hasta nuestros días el valor de esas recomendaciones medicinales.
Nicolás Cienfuegos, textilero de la Ínsula Ibérica, se refiere a las virtudes de esta planta, cuando en su obra “Sinopsis”, reinvindica la calidad de los tallos del Lino, como una resistente fibra para la industrialización de prendas de vestir y para la fabricación de las incomparables alfombras hechas de la incorruptible fibra del Lino, de las cuales se han encontrado aún sus reseñas en los sarcófagos de los faraones desenterrados en las Pirámides de Egipto.
Existen dos clases de linos, el abertizo y el cerradizo. Es según el cual de estos ejemplares para encontrar el rendimiento deseado para la obtención del afamado aceite de lino o linaza. Igualmente la fibra del primero de los citados es más resistente para la fabricación de telas y alfombras.
El Lino pertenece a la especie de los Antófitos y a la Sexagésima Novena Familia de las Lináceas. Su nombre científico: Linum Usitatissimun L. Esta familia se compone de unas 300 especies de hierbas  o arbustos de los países templados del Antiguo y Nuevo Mundo. Son plantas oleíferas que carecen de alcaloides; algunas contienen glucósidos.
Actualmente, el Lino se cultiva a gran escala para la extracción del aceite de linaza, muy utilizado en la pequeña y gran industria. En nuestro país no pasa de cultivos esporádicos en las provincias de la Sierra, más bien con fines medicinales. Pues, las comunidades campesinas lo conocen comúnmente como linaza y sus utilidades en esta materia son muchísimas y más bien prefieren la planta de lino o linaza en estado verde o tierno, para utilizar toda la planta en menesteres caseros.
La composición fitoquímica del Lino o Linaza es como sigue: Del 30 al 40% de aceite de linaza; abundante mucílago y un glucósido cianogenético llamado Linamerina en cantidad de hasta el 1,5%.
De acuerdo a estos componentes fitoquímicos, el Lino o Linaza es ciertamente emoliente y laxante natural.
En medicina tradicional es costumbre en los pueblos rurales que sus habitantes tengan sembríos pequeños de linaza para la preparación de las horchatas, las cuales se hacen con semillas frescas de linaza, más cola de caballo, cadillo, grama dulce y mortiño, de cada vegetal media porción en estado fresco y en un litro de agua hacer hervir por 5 minutos, para luego tomar por tacitas cada 3 horas con miel de caña. Esta es una bebida diurética y estimulante de las funciones digestivas.
Otra forma de utilizar la linaza es hacer hervir por 5 minutos 3 cucharadas de linaza, dejar en maceración por 8 horas y después tomar media tacita al acostarse y media tasa en ayunas, como laxante necesario en casos de estreñimiento.
Otra manera de darle utilidad a la linaza es haciendo harina de sus semillas, mezclar con un poquito de miel de caña, y hacer una pasta para aplicarse calientita en las partes afectadas por golpes, hinchazones e inflamaciones de las mamas, dejándose esta cataplasma por 8 horas al menos cada día y por 3 días seguidos. Es un seguro emoliente para bajar las inflamaciones en los casos señalados.
La linaza tiene aplicaciones también en muchos otros casos de dolencias que no podemos enumerar por falta de espacio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada