AVISO IMPORTANTE


A partir del día 14 de junio de 2015, domingo, este blog dejará de ser actualizado como se ha venido haciendo hasta la fecha. La primera idea fue la de cerrar el blog, pero el deseo que que cuanto aquí se ha publicado pueda seguir siendo útil en el futuro, nos hace que mantengamos abierto el blog. Si tuviera alguna duda o quisiera hacer algún comentario, no tema hacerlo: seguiremos publicando cuantos comentarios se hagan y seguiremos contestando a las dudas que puedan surgir.
Gracias y hasta siempre.
Andrés Guerrero Serrano
-Homeópata-

domingo, 26 de junio de 2011

Neem, medicina al alcance de todos

(Extraído de El Meridiano de Córdoba)

En Colombia, donde las poblaciones rurales difícilmente acceden a una oportuna prestación en salud, la medicina natural se convierte en una alternativa de solución para prevenir enfermedades.

El árbol Neem es uno de esos productos que ha venido a servir a las poblaciones rurales para ayudarles a sobrellevar enfermedades.

Se dice que a Colombia llegó por el Atlántico, lo cierto es que personas como Carlos Villa, lo trajeron a Córdoba hace más de 15 años, directamente de la India, donde es famoso por su propiedades curativas desde hace 4 mil 500 años.

Este árbol se ve sembrado en potreros y cerca a corrales para proveer de sombra a los animales en forma rápida, porque su crecimiento es 'a la lata', como dice Jacinto Benavides.

Como decía Santo Tomás, ver para creer. Y a pesar de todo lo que se dice en la India, de donde es originario el Neem, la gente en Córdoba ha tenido que probar los beneficios del árbol para creer en sus propiedades curativas.

En el Departamento algunas personas han dicho que el árbol es 'casa sola', porque las plantas que se siembran al lado del Neem no se desarrollan rápido. Sin embargo, la explicación científica que dan a esto es que como crece tan rápido no le da la oportunidad a los que tiene al lado de recibir el sol y poder crecer en igualdad de condiciones.

Una zona de Córdoba, que aunque no tienen el Neem sembrado por todas partes sí ha experimentado los beneficios de él y poco a poco su fama curativa ha ido creciendo, es la población de Santa Isabel, en el municipio de Montería.

Rosa Vergara Paternina, Fernando Galeano Bolaño y Jesús Danid Humánez Arrieta dan testimonio de lo que puede hacer el Neem en la salud de las personas.

En verano, cuando el calor es fuerte y los muchachos se llenan de rasquiña o salpullido, Rosa Vergara combate esto con el jabón del Neem. ¿Y cómo lo hace? Sencillo: en un recipiente con agua hierve el cogollo de la plata. Ella insiste en que esta agua debe quedar pura, es decir, con suficiente Neem y poca agua. Por otro lado, en otro recipiente disuelve un jabón hasta dejarlo en pasta blanda, a esta le va echando el agua de Neem hasta que coja punto, esta mezcla la pone en un recipiente que le sirva para darle forma al jabón y que lo pueda sacar después. Lo emplea para quitarles la rasquiña a los niños y también a los adultos. Esta experiencia la viene haciendo desde hace diez años, cuando Carlos Villa le explicó para qué servía ese árbol.

Luis Támara, administrador de la finca de Carlos Villa, afirma que de allí han salido varias personas confiadas de que el árbol les va a aliviar sus males.

En la finca también han podido admirar la belleza de la madera de este árbol. Hace poco uno de ellos se cayó y aprovecharon la madera construyendo una mesa que muestra la belleza de su tronco.

Siguiendo con las experiencias positivas de los efectos curativos del árbol, Jesús Danid Humánez dice que empezó hace 15 años a tomar el agua del cogollo de la planta para aliviar su diabetes.

Explica su preparación así: "Cuando el agua está hirviendo le meto una rama de Neem y allí la dejo hasta que se enfríe. La meto en la nevera y todas las mañanas, en ayunas, cojo un 'buche'. Eso sí, no la tomo permanentemente sino que varío, un mes sí, un mes no".

Con esta medicina natural ha podido controlar la diabetes. "El médico, al ver los exámenes, me preguntó que si estaba tomando algo diferente a las medicinas que me mandaba y le dije que sí, que el agua de Neem. "Puedo dar fe de los efectos de este árbol. Estoy muy agradecido con él, antes yo estaba flaco y 'llevao' por la enfermedad, hoy estoy recuperado. Pero debo decir que hay que saberlo tomar, es decir, no sobrepasarse", afirma Humánez Arrieta.

Fernando Bolaño Galeano explica que también lo ha usado, pero para espantar los mosquitos y para alejar la gripa.

"En una lata prendo el carbón, al que le he puesto gas o Acpm y a esa candela le pongo unas hojas de Neem. Con el humo que sale de allí lo riego por todo el cuarto y me espanta los mosquitos", explica Bolaño Galeano. Otra forma de usarlo es fermentar la semilla y luego fumigar con el agua que sale de allí como si fuera un insecticida para mosquitos.

También lo han utilizado para quitar la gripa. "Se machaca la hoja de Neem, le ponemos una cucharada de agua y esta preparación se la toma. A los siete días, ni el polvo de gripa", afirma Fernando Bolaño.

Otras experiencias favorables que han tenido en Santa Isabel con el Neem es que sirve para erradicar los piojos en los niños, y que a la madera no le cae gorgojo.

Dentro de las recomendaciones que entregan quienes han investigado más sobre este árbol es que no debe ser ingerido por niños menores de 12 años ni por mujeres que deseen concebir un hijo o ya estén embarazadas o lactando, porque, además de todo, tiene propiedades anticonceptivas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada