AVISO IMPORTANTE


A partir del día 14 de junio de 2015, domingo, este blog dejará de ser actualizado como se ha venido haciendo hasta la fecha. La primera idea fue la de cerrar el blog, pero el deseo que que cuanto aquí se ha publicado pueda seguir siendo útil en el futuro, nos hace que mantengamos abierto el blog. Si tuviera alguna duda o quisiera hacer algún comentario, no tema hacerlo: seguiremos publicando cuantos comentarios se hagan y seguiremos contestando a las dudas que puedan surgir.
Gracias y hasta siempre.
Andrés Guerrero Serrano
-Homeópata-

domingo, 12 de junio de 2011

Síndrome de Fatiga Crónica y homeopatía

(Extraído de es.paperblog.com)

La homeopatia nos puede ayudar a aliviar los síntomas del Síndrome de Fatiga Crónica.

Para quienes sufrimos Síndrome de Fatiga Crónica (SFC), todos los remedios son pocos. La homeopatía es una de las posibles vías para aliviar los síntomas de una dolencia de la que no se saben a ciencia cierta por qué se produce.

Hay quien apunta al estrés como una de las posibles causas, y las posibles soluciones pasan por conseguir un equilibro físico y emocional.

La Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria elaboró una guía en la que recomienda las terapias homeopáticas para 30 patologías diferentes, entre las que se encuentran la fibromialgia y el SFC.

La medicina homeopática apenas tiene efectos secundarios, a diferencia de la medicina tradicional, por lo que se recomienda para ciertas dolencias, como el SFC.

En las publicaciones  Homeopatía y el Sindrome de Fatiga Cronica y Homeopatía y el Sindrome de fatiga Cronica – Parte 2 ya te he hablado de los varios beneficios. Pero vale la pena recalcar algunos de las sustancias que son favorables para aliviar los síntomas del SFC.

¿Qué elementos homeopáticos utilizar para aliviar el SFC?

El Arsenicum album está especialmente indicado para personas con cansancio extremo, ansiedad o depresión. La Calcarea carbonica alivia el dolor articular, la fatiga y la ansiedad, el estreñimiento y las alergias a ciertos alimentos.

Si tienes fatiga con somnolencia, el Gelsemium ayuda a mejorar estos síntomas, así como el dolor muscular y la debilidad. Para el cansancio mental, usa Kali phosohoricum. El Phosohoricum acidum alivia la fatiga más extrema, producida tras algún episodio emocional grave.

La Silicea cura los brotes de fatiga, la falta de energía y el estreñimiento continuado.

La Chamomila alivia la ansiedad causada por un carácter colérico, y la

Ignatia, la ansiedad depresiva.

Las personas  nerviosas y estresadas necesitan Magnesia Carbonica, y la Nux Vómica también las beneficia, si tienen tendencia a la agresividad cuando se estresan.

La medicina homeopática ofrece estos remedios para aliviar los síntomas del Síndrome de Fatiga Crónica, al igual que otras terapias naturales, como la fitoterapia y la aromaterapia, de las que  te comentaré en las próximas publicaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada