AVISO IMPORTANTE


A partir del día 14 de junio de 2015, domingo, este blog dejará de ser actualizado como se ha venido haciendo hasta la fecha. La primera idea fue la de cerrar el blog, pero el deseo que que cuanto aquí se ha publicado pueda seguir siendo útil en el futuro, nos hace que mantengamos abierto el blog. Si tuviera alguna duda o quisiera hacer algún comentario, no tema hacerlo: seguiremos publicando cuantos comentarios se hagan y seguiremos contestando a las dudas que puedan surgir.
Gracias y hasta siempre.
Andrés Guerrero Serrano
-Homeópata-

lunes, 24 de octubre de 2011

EL MEDICAMENTO MÁS ECONÓMICO DEL MUNDO: EL AGUA

(Extraído de naturopatiaysalud.blogspot.com)

"Si los teoremas matemáticos afectaran los intereses de alguien, no faltaría quien los refutara"

Thomas Hobbes

En el mundo de la salud son muchos los "teoremas" (recomendaciones básicas) que son refutados porque afectan los intereses de alguien. Muchas investigaciones sobre soluciones naturales y sencillas a los problemas de salud son saboteadas porque afectan los intereses de alguien. El presupuesto de las empresas que trafican con la enfermedad y el dolor es en muchos casos superior al de una nación entera. En innumerables casos hemos constatado como han pretendido hacer pasar como sustancias nocivas y peligrosas para la salud, frutas y alimentos que, posteriormente, se demostró que tenían propiedades terapéuticas. Ese fue el caso de la graviola o guanábana, del coco, del aguacate o avocado, del onoto o achiote, etc.

Hoy le toca el turno al agua. Recomendar que no se tome agua más que cuando se tiene sed y que es peligroso tomar 2 ó 3 litros al día porque podemos "intoxicarnos" es cuando menos irresponsable. ¡Y lo peor de todo es que se argumenta que se hace para defender los intereses económicos de la gente!.

Analicemos pues, qué es el agua y de qué manera el cuerpo la usa.

Nadie puede negar que el agua es imprescindible para la vida. El organismo la utiliza como componente estructural (huesos, órganos, músculos, sangre, linfa, etc.). Sirve para el transporte de nutrientes y desechos, regula la temperatura y permite el funcionamiento de las células.

El equilibrio del agua en el cuerpo (lo que entra y lo que sale) es tan importante que se regula para que las pérdidas que se producen sean compensadas. Es lo que se conoce como balance hídrico corporal. Debe existir un equilibrio entre las entradas y las salidas de agua del cuerpo.

El agua del cuerpo tiene dos fuentes: una exógena, proveniente de líquidos y alimentos que consumimos (que es la principal fuente) y otra endógena, proveniente de la oxidación de los alimentos.

Por otra parte, la pérdida de agua del organismo se produce por cuatro vías: la piel, los pulmones, el sistema digestivo y los riñones.

Se ha calculado que la pérdida total de un adulto en 24 horas, en un clima templado, con una actividad física media fluctúa entre 1 a 3,5 litros de agua. Cantidad que debe ser compensada con una ingesta similar, para mantener el equilibrio hídrico corporal.

La cantidad necesaria de agua que debe ser ingerida por una persona, ya fue estudiada. El estudio NHANES III (1988-1994) realizado en Norteamérica, usando datos de más de 40.000 personas, llegó a la conclusión de que los requerimientos hídricos de la población se podían estratificar de  acuerdo al sexo y a la edad de la siguiente manera:

"Ingesta Diaria Adecuada de Agua " (incluye bebidas y agua)

Sexo Rango Edad Ingesta Total Agua * Ingesta de líquidos **
Ambos 0-6 meses

3 vasos (0,7 l)

 
Ambos

7-12 meses

3,5 vasos (0,8 l)

3 vasos (0,7 l)

Ambos

1-3 años

5,5  vasos (1,3 l)

4 vasos (0,9 l)

Ambos

4-8 años

7,5 vasos (1,7 l)

5 vasos (1,2 l)

Hombres

9-13 años

10,5 vasos (2,4 l)

8 vasos (1,8 l)

Mujeres

9-13 años

9 vasos (2,1 l)

7 vasos (1,6 l)

Hombres

14-18 años

14 vasos (3,3 l)

11 vasos (2,6 l)

Mujeres

14-18 años

10 vasos (2,3 l)

8 vasos (1,8 l)

Hombres

19-70 años

16 vasos (3,7 l)

13 vasos (3,0 l)

Mujeres

19-70 años

11,5 vasos (2,7 l)

9 vasos (2,2 l)

* Agua total: incluye líquidos  tanto de alimentos, como de bebidas consumidas

** Ingesta líquidos: agua más cualquier otra bebida

De manera que está dicho y muy bien dicho, cuánta agua debe tomar cada quién. Por supuesto hay variaciones dependiendo del clima, el estado de salud, la ocupación, etc. En el caso de los atletas, por ejemplo, durante un maratón, sudan mucho y deben reponer el líquido perdido. Pero es muy importante que repongan también las sales minerales que pierden a través del sudor para no descompensarse. Por eso los atletas toman bebidas isótónicas, ya que lo que los descompensa es la falta de  sales minerales, no el "exceso" de agua.

Tomar como criterio la sed no es una buena idea. Cuando estamos deshidratados crónicamente, se nos atrofia el mecanismo homeostático que reside en la hipófisis y que regula la sed para compensar el agua perdida. Este deterioro se dá espontáneamente a medida que envejecemos. Por ello es tan fácil que los ancianos se deshidraten sin darse cuenta, como bien lo saben los geriatras.

La deshidratación crónica es silenciosa. No la notamos en la boca. Pero el cuerpo sí avísa. Y de qué manera.  Por eso el Dr. F. Batmanghelidj en su libro "Tu cuerpo llora mucho por el agua" dice: 

“It Is Chronic Unintentional Dehydration
That Causes Pain and Disease,
Including Cancer In The Body.
This information had been methodically
and fraudulently concealed until now”.
"Es la Deshidratación Crónica no Intencionada
la que causa el dolor y la enfermedad,
incluyendo el Cáncer en el Cuerpo.
Esta información ha sido ocultada
metódica y fraudulentamente hasta ahora"
.

Dr. F. Batmanghelidj, M.D.

La terapia del Dr. Batmanghelidj incluye la rehidratación y el uso de pequeñas cantidades de sal marina (no refinada) para evitar descompensaciones. De acuerdo con él "El agua regula todas las funciones de nuestro organismo e influye en la actividad de todos los elementos que disuelve y conduce".

Donde los otros médicos ven cuerpos enfermos el Dr. Batmanghelidj ve cuerpos sedientos.

La relación de la deshidratación con las enfermedades es amplia. Para empezar influye negativamente en las funciones cognitivas. Si queremos pensar bien, debemos estar adecuadamente hidratados. También influye sobre el control motor y la resistencia física. De manera que si deseamos evitar la fatiga física y mental debemos comenzar por  tomar una cantidad adecuada de líquidos.

Innumerables enfermedades crónicas tienen su origen en la falta de agua. Muchas migrañas se pueden corregir con tan solo tomar 2 vasos de agua y reposar por media hora. La hipertensión, en muchos casos, no es más que deshidratación crónica.

Si no tomamos la cantidad de agua que nuestro cuerpo necesita no podemos tener una buena digestión, nuestras articulaciones no van a estar bien lubricadas y nos haremos propensos a la artritis y a la artrosis. Otras dolencias relacionadas con la deshidratación crónica son las alergias, el asma, las malas digestiones, colitis, estreñimiento, dolor de espalda, especialmente la lumbalgia, depresión, fatiga crónica, esclerosis múltiple y muchas otras.

¿Cómo podemos saber si estamos deshidratados? Observemos nuestra orina: si está amarilla, estamos deshidratados. La orina debe ser solo muy ligeramente amarilla o incolora.

Ahora bien, tampoco es bueno exagerar. Hubo un caso de una inglesa que tomó cuatro litros de agua en dos horas porque quería adelgazar. Su cuerpo no soportó tal agresión y murió. En este caso sí se puede hablar de intoxicación por agua, pero fueron cuatro litros en tan solo dos horas. Las recomendaciones que se hacen en la tabla descrita anteriormente se basan en un consumo promedio a lo largo de 24 horas; durante todo un día.
Por otra parte, existen condiciones de salud, por ejemplo la insuficiencia renal, en la cual la cantidad de agua que debe beber una persona está limitada. En ese caso, (y en todos aquellos que lo ameriten), por supuesto, hay que seguir las recomendaciones del médico tratante.

Para personas que no tengan estas limitaciones creo que si tomamos la cantidad de agua que requerimos diariamente (que no tiene porque ser agua embotellada), no nos enfermaríamos tanto y estaríamos más sanos y con mayor vitalidad. Esto sí es economía. Y no olvidemos que:

"El principio de todo lo que existe es el agua"

Tales de Mileto

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada