AVISO IMPORTANTE


A partir del día 14 de junio de 2015, domingo, este blog dejará de ser actualizado como se ha venido haciendo hasta la fecha. La primera idea fue la de cerrar el blog, pero el deseo que que cuanto aquí se ha publicado pueda seguir siendo útil en el futuro, nos hace que mantengamos abierto el blog. Si tuviera alguna duda o quisiera hacer algún comentario, no tema hacerlo: seguiremos publicando cuantos comentarios se hagan y seguiremos contestando a las dudas que puedan surgir.
Gracias y hasta siempre.
Andrés Guerrero Serrano
-Homeópata-

jueves, 13 de octubre de 2011

Homeopatía para el parto

(Extraído de netmoms.es)

La homeopatía puede ayudarte en el parto

Matronas y especialistas con formación homeopática aconsejan la naturopatía para facilitar el parto. Con la aplicación de Pulsatilla, Caulophyllum u otros preparados se puede evitar el uso de medicamentos para aliviar el dolor o para provocar contracciones. Conoce en este artículo qué remedios naturales y homeopáticos hay y cómo pueden facilitarte el parto.

Homeopatía para el parto

La efectividad de la homeopatía no está científicamente probada, cómo con la medicina tradicional. De todas formas los remedios homeopáticos hace muchos años que se utilizan y tienen sus buenos resultados. Además es un tipo de tratamiento que cada vez tiene más usuarios en nuestro país.

Hay muchas aplicaciones  tanto de prevención como sanadoras y ya se prescriben para el embarazo y también para lidiar con el dolor del parto, provocar contracciones o para acelerar el parto.

Si quieres que el parto sea en casa o en una casa de nacimientos, la matrona que va a asistirte utilizará técnicas y remedios naturales para ayudarte con el trabajo del parto y con el dolor. Medicamentos fuertes para el dolor o la epidural no pueden ofrecerse en un parto de estas características. De todas formas aunque el parto sea en la clínica, puedes hablar con la matrona o el médico de que quieres utilizar remedios homeopáticos para el dolor. En la medida de lo posible se te satisfará esta petición.

Déjate aconsejar por el médico o la matrona

Si quieres ser atendida con remedios homeopáticos por que confías en ellos o sencillamente por que quieres intentarlo, mejor que busques una matrona que esté habituada a trabajar con estos remedios, que tenga experiencia con la homeopatía en el parto. Tras una larga charla la matrona va a encontrar para ti los remedios precisos que van a irte bien. Sólo debes procurar tomar las dosis prescritas y que sea exactamente el preparado para las molestias del embarazo, para la preparación del parto o para facilitar el nacimiento.

Remedios en la asitencia del parto
  • Aconitum: El Aconitum, también llamado capucha de monje, es una planta de la familia de las ranunculáceas con flores violeta. Se emplea en las contracciones fuertes y dolorosas, y también para la sequedad de las membranas mucosas. También se prescribe después del parto para los estados de miedo.
  • Árnica: Arnica montana, es una planta compuesta de color amarillo. Se utiliza contra el dolor de las contracciones y para la indisposición y el malestar. Este remedio se utiliza también para la curación de heridas (en las zonas de la placenta, el perineo y la vagina)
  • Belladonna: Atropa belladonna, es un arbusto perenne de la familia de las solanáceas. Se utiliza para fuertes contracciones, sudoración excesiva y para los cambios de ánimo.
  • Caulophyllum: Caulophyllum thalictroides, proviene de América del norte. En la India se utiliza para lidiar con las molestias del embarazo como por ejemplo los dolores menstruales. Estimula el útero y alivia el dolor. Para preparar el parto este remedio se toma en los últimos 4 meses para fortalecer la musculatura del útero.
  • Lytta vesicatoria: Conocida vulgarmente en España como cantárida o mosca de España es un escarabajo, un insecto coleóptero. Del caparazón molido se hacen muchos medicamentos para la potencia sexual. El polvo también es beneficioso para que la placenta, después del parto, se desprenda sin problemas así facilita el parto.
  • Manzanilla: Chamaemelum nobile, la conocida camomila común es una planta perenne, una asterácea, de color blanco y se parece mucho a la margarita. Se prescribe cuando la embarazada padece fuertes cambios de humor y se comporta de forma agresiva e irritable. Normalmente se da cerca del momento del parto.
  • Cimicifuga: Es una planta de la familia de las ranunculáceas, de color blanco. Se da para depresiones y para contracciones que hasta el momento no han dado resultado.
  • Café: La Coffea, el nombre técnico de la planta del café, es una planta blanca de la família de las rubiáceas. De la cocción de un café muy concentrado se hacen las compresas de café que en el parto se presionan contra la vagina. Se colocan en la pausa de las contracciones para abrir el orificio uterino o para evitar el desgarro vaginal.
  • Gelsemium: Gelsemium sempervirens, es una planta arbusto originaria de Tejas, Méjico y Guatemala. Se administra cuando la embarazada tiene miedo y está débil.
  • Kali carbonicum: Se trata del carbonato de potasio, una sal mineral. Se usa cuando la embarazada padece un fuerte dolor en la zona de la espalda y es propensa al autocontrol.
  • Nux vomica: Conocida también como nuez vómica es un árbol de hojas ovaladas, flores blancas y un fruto tipo baya de color amarillo anaranjado. La sustancia importante se encuentra en la corteza, las hojas y en las semillas. Se utiliza para mujeres irritadas y estresadas, así como para embarazadas que durante el proceso del parto sienten fuertes náuseas que este remedio evita.
  • Pulsatilla: Pulsatilla pratensis, o anémona de los prados, es una flor de color violeta que se encuentra entre los remedios homeopáticos más habituales para las mujeres. La Pulsatilla actúa como preparador del parto pues ablanda el orificio uterino. Igualmente puede ayudar a estabilizar el humor y la posición corporal.
  • Sepia: Por Sepia officinalis, nos referimos a un elemento que contiene la bolsa de la tinta de la sepia. Este remedio se usa en mujeres que tienen un parto en el agua y que sienten fuertes contracciones en la vagina.

En la rama de la homeopatía para el alivio del parto no encontramos sólo los globulitos homeopáticos sino también la acupuntura, la aromaterapia y los aceites de masaje. Cómo la acupuntura puede ayudarte en el parto lo encontrarás en el artículo Acupuntura para facilitar el parto. La aromaterapia puede ayudarte a relajarte y a destensar el cuerpo para conseguir una atmósfera tranquila y en armonía. Algunos aceites etéreos se pueden usar también como aceites de masaje. Se puede procurar con ellos por el bienestar del alma y mimar la piel. Pregunta a tu matrona o al farmacéutico para qué finalidad son los distintos aromas y cómo puedes usarlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada