AVISO IMPORTANTE


A partir del día 14 de junio de 2015, domingo, este blog dejará de ser actualizado como se ha venido haciendo hasta la fecha. La primera idea fue la de cerrar el blog, pero el deseo que que cuanto aquí se ha publicado pueda seguir siendo útil en el futuro, nos hace que mantengamos abierto el blog. Si tuviera alguna duda o quisiera hacer algún comentario, no tema hacerlo: seguiremos publicando cuantos comentarios se hagan y seguiremos contestando a las dudas que puedan surgir.
Gracias y hasta siempre.
Andrés Guerrero Serrano
-Homeópata-

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Homeopatía - tratamiento de acuerdo a las doctrinas de Hahnemann

(Extraído de tierlink.de)

Homeopatía - tratamiento de acuerdo a las doctrinas de Hahnemann * Con frecuencia uno se encuentra con la opinión de que la homeopatía es un término genérico o depósitos de los distintos métodos "alternativos" de curación. Esto no es cierto. La homeopatía utiliza exclusivamente el poder curativo positivo de la naturaleza. Ya en el diagnóstico el animal completo como individuo está en el foco, la meta es curar el animal en su totalidad. El tratamiento homeopático es un tratamiento separado y holístico con sus leyes bien definidas. El paciente es visto por el homeópata no sólo en términos de enfermedad, sino como un individuo en su totalidad, compuesto del cuerpo, mente y el espíritu. Además de los síntomas de la enfermedad el homeópata relaciona los hábitos, los patrones de conducta, sus agresiones, temores y preocupaciones en su análisis del paciente. Esta terapia suave activa las energías vitales del cuerpo y proporciona una droga específica que restaura el equilibrio del organismo. Los síntomas no son suprimidos por una fuerte medicación, efectos secundarios adversos y daños colaterales no se producen. Cada paciente recibe su medicamento personal, que esta individualmente ajustado a su estado particular. Cuando cinco pacientes con la misma enfermedad por ejemplo la cojera consultan a un homeópata les prescribirá probablemente a cada uno de ellos un remedio diferente. Incluso si el cuadro clínico general es idéntico, suelen ser la patologías personales de cada paciente, muy diferentes. El homeópata toma la anamnesis profunda por entrevista individual del paciente por un periodo prolongado de una a o dos horas, así puede llegar a una imagen compleja de la historia del paciente. Sólo entonces y después de un examen cuidadoso le prescribe la medicación adecuada. Especialmente en enfermedades crónicas de transcurso prolongado como el reumatismo, el asma, la dermatitis atópica, incluidas las enfermedades psicosomáticas, la homeopatía atribuye resultados curativos. La homeopatía no requiere de costosos medios de diagnósticos o terapéuticos y medicamentos de alto costo. Se paga solamente el tiempo del terapeuta y su elección de la medicación. El costo de los medicamentos es insignificante bajo. EL DESCUBRIDOR DE LA HOMEOPATIA El médico y químico farmacéutico Dr. Samuel Hahnemann (1755-1843), fundó la homeopatía al final del 18 ª Siglo. Él descubrió la ley de la similitud: "Enfermedades semejantes se curan con cosas similares" (Similla similibus curantur) Cuando Hahnemann traducía la Farmacopea Británica al alemán, se encontró con la corteza de China (quinina), que fue exitosamente utilizada contra la malaria. La afirmación de que las propiedades medicinales de la corteza de China se encuentran en su poder de fortalecimiento para el estómago se debía a las sustancias amargas no satisficieron a Hahnemann. En un experimento único, realizado en sí mismo, el Dr.Hahnemann refutó esta afirmación. El tomó cantidades pequeñas de la corteza de China polvorizada por unos días y luego desarrolló síntomas similares a la malaria siendo una persona sana. Los síntomas desaparecieron después de algún tiempo cuando dejo la ingestión de la corteza de China. Los síntomas reaparecieron cada vez que el volvió a ingerir este polvo. A través de esto Hahnemann verificó el modo de acción de la droga en su propio cuerpo. Con este primer auto-experimentó , el logró despejar una de los mayores misterios de la naturaleza. Si un medicamento puede provocar una enfermedad en un cuerpo sano, podría ser posible que un individuo enfermo, que sufre de síntomas similares, pueda ser sanado de esta manera? ¡Sí! Este es exactamente el hecho en que se basa la ley de la semejanza. Si el patrón de la Enfermedad coincide con los síntomas provocadas por la droga, es posible curar un paciente de la enfermedad con este medicamento. Por primera vez el tratamiento terapéutico de enfermedades agudas y crónicas se podía posicionar sobre una base de leyes naturales. Los medicamentos homeopáticos El efecto patógeno de diversas sustancias, fue examinado en un complejo proceso de investigación farmacológica por el propio Hahnemann y fue verificado posteriormente por sus alumnos. Los síntomas fueron cuidadosamente registrados y recapitulados en escrituras farmacológicas (repertorio, repertorios). Esta obra de consulta iniciado en ese momento por Hahnemann, llamado la “Materia Médica”, contiene más de mil sustancias del reino vegetal, animal y mineral sometidas a ensayo. La Materia Médica está en constante expansión. Hahnemann diluyó primero los diversos fármacos que examinó, para desactivar sus efectos tóxicos. Con el resultado de la dilución no quedo satisfecho y comenzó agitar los fármacos en las diferentes etapas de dilución. Él descubrió que el efecto de la financiación fue incrementado sustancialmente y por este motivo duró más tiempo. Este proceso se denomina la potenciación del fármaco. Con este método, aprobado por el, la preparación es usada actualmente por el manual de la farmacéutica homeopática. El medicamento elaborado de esta forma, contiene informaciones específicas para la organismo enfermo. A la ingestión del remedio homeopático, el organismo enfermo responde a esta información, si el patrón de la droga y el del organismo están concordante. A través de esto un sistema inmune debilitado o incluso bloqueado, puede ser liberado para la activación de la fuerza de vida del paciente. La cura no se produce por la aplicación de fuertes medicamentos del exterior, sino el cuerpo recibe asistencia para ayudarse a sí mismo. "El ideal más alto de la curación es la reconstitución rápida, suave y permanente de la salud. Es decir el cambio de estado y eliminación de la enfermedad en toda su extensión, en el plazo más corto, más fiable, más desaventajado camino por el paciente, debajo de principios de fácil comprensión." (Samuel Hahnemann) Texto: Información Homeopática para paciente del Foro de Homeopatía, organización de los homeopáticos trabajando la homeopatía clásica de la Asociación de naturópata e.V. (organización inscrita).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada