AVISO IMPORTANTE


A partir del día 14 de junio de 2015, domingo, este blog dejará de ser actualizado como se ha venido haciendo hasta la fecha. La primera idea fue la de cerrar el blog, pero el deseo que que cuanto aquí se ha publicado pueda seguir siendo útil en el futuro, nos hace que mantengamos abierto el blog. Si tuviera alguna duda o quisiera hacer algún comentario, no tema hacerlo: seguiremos publicando cuantos comentarios se hagan y seguiremos contestando a las dudas que puedan surgir.
Gracias y hasta siempre.
Andrés Guerrero Serrano
-Homeópata-

martes, 6 de septiembre de 2011

Programa E-Learning 2011 con George Vithoulkas

(Extraído de georgevithoulkas.com)

En nombre de la Academia Internacional de Homeopatía Clásica y del Profesor George Vithoulkas se les informa de la próxima apertura del Programa E-Learning en español que tendrá inicio a partir del 20 de septiembre del presente año 2011.

La primera y gran pregunta que podríamos plantearnos sería ¿Cuál es la razón para profundizar en el estudio de la Homeopatía? Ciertamente la respuesta honesta y clara, superficial o profunda que cada quien se responda a sí mismo será el elemento promotor y de inspiración para involucrarse con más entrega, a tan preciado sistema terapéutico.

La medicina contemporánea, dominada por la así llamada alopatía ha tenido grandes avances en el conocimiento de la patología humana en su dimensión física, ha desmenuzando microscópicamente lo que es definido y clasificado como patología. Avances tecnológicos para el diagnóstico y proezas quirúrgicas a las cuales la humanidad misma se queda perpleja por tales alcances. Sin embargo el enfoque cuantitativo de la ciencia, y la reducción de visión que enfoca el estudio de la persona humana a una dimensión meramente física, ha generado un gran retraso en el conocimiento y un estancamiento, de tal suerte que lo que llamamos enfermedad, al desconocerla en su raíz esencial se bloquea y suprime a tal punto que se logra una transformación a nivel más profundo de la enfermedad pero en un sentido negativo, generando con ello un enraizamiento y mutación en la expresión de la enfermedad misma, haciendo que el cuerpo como ente vivo reclame y cobre el precio de tales medidas supresivas.

Actualmente y expresado abierta o veladamente la medicina convencional expresa su fracaso de una forma rotunda en cuanto al tratamiento de enfermedades crónicas se refiere.

La enfermedad es un fenómeno complejo que va más allá de la visión de lo humano y que ha de dimensionarse en una visión no fragmentada, para poder auténticamente hacer una intervención en los procesos o estados de la persona.

Como muchas de las realidades humanas, las verdades o principios han sido ya descubiertos, en diferentes ámbitos de la ciencia, sin embargo pareciera que es importante seguirlos escondiendo ya que no son redituables económicamente o quizá por una profunda limitación en la mente humana para poder abstraerlas, entenderlas y aplicarlas.

La homeopatía como sistema terapéutico, y como posibilidad autentica en la intervención de la salud humana, se mueve con principios y leyes que están ahí en lo más profundo del ser. Sin embargo requiere una claridad, observación profunda en su manifestación esencial es decir los síntomas, para poder modificar y promover la salud.

El oscurantismo de lo humano ha penetrado también los sistemas terapéuticos incluidos la homeopatía, dividiéndola, fragmentándola, apartando a la persona practicante de los principios fundamentales, creando con ello un caos y confusión.

Y surge la gran pregunta ¿Qué podríamos hacer? ¿Dónde se encuentra la verdad de dicho sistema terapéutico llamado homeopatía? ¿Qué autor o que persona podrá decirnos a nosotros como terapeutas, que camino o guía seguir? La respuesta a ello es algo cada quien de forma honesta e inquisitiva debe de encontrar, si es que quiere legitimar su participación en la salud.

Dada la confusión de lo humano, personalmente me guío por lo más certero, ya que la respuesta se encuentra en la naturaleza misma, un organismo humano es más sabio que todos los médicos que hubo, que hay y que habrá. En él está contenida toda la sabiduría que procede de los orígenes de los tiempos. El cuerpo humano ya tiene las respuestas absolutas de qué camino tomar hacia la curación, bástese estimularlo adecuadamente con el remedio correcto en una condición específica.

Y surge nuevamente una gran pregunta, ¿Cuál es el remedio correcto.?

Ha sido la gran pregunta para los grandes maestros, incluido su creador Samuel Hahnemann.

La respuesta no es sencilla, ya que el poder prescribir acertadamente, requiere e implica muchas cualidades por parte del prescriptor. Además es un verdadero arte y ciencia que requiere una metodología disciplinada para poder intervenir en lo que llamamos enfermedad. Por tanto requiere:

Una percepción de los posibles factores causales y de mantenimiento de la enfermedad.

Percepción del funcionamiento del paciente como un ser humano mental emocional y social.

Habremos además de ser capaces de hacer una estimación de la duración y complejidad del tratamiento.

Ser capaces de juzgar los síntomas del paciente así como su peculiaridad.

Ser capaces de elegir la estrategia adecuada, para hacer la prescripción correcta.

Ser capaces de seleccionar la potencia correcta con la cual iniciar el tratamiento.

Ser capaces de evaluar correctamente la reacción al remedio correcto.

Esto último es por lo que lo homeopatía se postula como una ciencia.

Además de las habilidades clínicas antes mencionadas hay otros factores o cualidades humanas que le son imprescindibles para la buena aplicación y obtenciones de resultados reales, basándose nuevamente en las leyes que implican una involución del padecimiento. Si esto último no se da, nadie podrá afirmar aun cuando su teoría de abordaje homeopático suene elaborada y atractiva, que ha ayudado al proceso de curación del paciente. El juez final de dicho procedimiento será siempre el mismo paciente y la revelación de un proceso de regresión. De lo contrario es un autoengaño y falacia terapéutica. Por lo tanto habremos de estar atentos y de forma honesta saber si hemos fallado o acertado.

Se requiere pues por parte del prescriptor, un auténtico espíritu observador de tal forma que pueda obtener síntomas auténticos del paciente sin, aumentarlos, disminuirlos, negarlos o prejuiciadamente distorsionarlos por alguna teoría preconcebida.

Se requiere una autentica buena intención humana que surge del honesto deseo de ayudar al paciente, y un espíritu profundamente humano, que implique generosidad, entrega incondicional, y el descubrimiento personal de la promoción de la salud como un proyecto de vida personal.

Solo así la naturaleza misma podrá revelarnos los secretos contenidos en los síntomas para con ello cumplir nuestra misión que es curar.

El último factor e igualmente importante es la información adecuada, el conocimiento, de la teoría homeopática, materia médica, repertorización, y la demostración comprobada de casos clínicos con un seguimiento a largo plazo que verifiquen y manifiesten los principios y leyes de la homeopatía misma.

Inmenso problema ya que los rostros de la homeopatía son distintos en cada país, como si las leyes fueran distintas en cada región. ¿Cuál sería el camino a seguir? Ya que la mente humana por su naturaleza fragmentada le imposibilita encontrar la verdad. Y ahora ¿Quién podrá ayudarnos?

En realidad hay muchos homeópatas en el mundo, pero maestros verdaderos muy pocos.

George vithoulkas es un hombre con una excepcional observación del paciente, conoce el espíritu de la Materia Médica como muy pocos hombres han aprendido a conocerla, el puede administrar un remedio con tal exactitud que excede a la comprensión de muchos, resultado de sus observaciones, concentración y años de estudio y practica constante, con una gran intuición y pensamiento lógico y un gran amor por la homeopatía que lo lleva a la firme aplicación de los principios homeopáticos, habiendo el mismo aprendido de seres que han aportado y edificado la homeopatía, gracias a un espíritu generoso y creador y auténticamente científico; como lo son S. Hahnemann, C. von Boenninghausen, J.Stapf, C. Hering, A. von Lippe, C. Burnett, J.T. Kent, E.E. Case, M. Tyler lo que convierte a George Vithoulkas en uno de los más grandes maestros en medicina del mundo contemporáneo.

Con pleno dominio de esta ciencia terapéutica y una sabiduría sin igual pone al alcance de todos en el Programa E-Learning en español sus enseñanzas que servirán de guía para una aplicación precisa y efectiva de la curación homeopática.

Solo podemos aprender una auténtica Homeopatía de alguien que ha comprobado y revivido los fundamentos y principios de Samuel Hahnemann.

“LA MEJOR SOLUCION PARA LA PROMOCION Y APLICACIÓN DE LA HOMEOPATIA ES LA CORRECTA EDUCACION”

Por tanto esperamos reciba con agrado y participe de forma activa en este proceso de aprendizaje en la nueva modalidad de enseñanza del profesor Vithoulkas a través del Programa E-Learning en español.

La información acerca del inicio del programa, temario, videoclips, artículos, costos y requisitos del E-Learning, lo encontrará ya disponible en la página www. georgevithoulkas.com

Para las personas que deseen recibir información adicional de las enseñanzas del Profesor Vithoulkas, así como del desarrollo del E-Learning podrán anotar sus datos, para recibir información gratuita a través de videoclips, lo cual se les estará mandando cada 2 semanas aproximadamente.

Para ello habrán de anotar su nombre y e-mail.

Gracias por su atención.

Atentamente

Dr. Jorge Carlos Barbosa

Moderador-Supervisor

Programa E-Learning en Español

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada