AVISO IMPORTANTE


A partir del día 14 de junio de 2015, domingo, este blog dejará de ser actualizado como se ha venido haciendo hasta la fecha. La primera idea fue la de cerrar el blog, pero el deseo que que cuanto aquí se ha publicado pueda seguir siendo útil en el futuro, nos hace que mantengamos abierto el blog. Si tuviera alguna duda o quisiera hacer algún comentario, no tema hacerlo: seguiremos publicando cuantos comentarios se hagan y seguiremos contestando a las dudas que puedan surgir.
Gracias y hasta siempre.
Andrés Guerrero Serrano
-Homeópata-

jueves, 1 de septiembre de 2011

MUJERES PLENITUD

(Extraído de elsiglodetorreon.com)

Por: Dr. Raúl Domínguez González

MENOPAUSIA PREMATURA, NO ES EL FIN DEL MUNDO

El promedio de edad en que se presenta la menopausia en la mujer mexicana es entre 47 y 49 años, aunque hay casos en los que ocurre hasta los 60 sin que ello signifique anomalías en la salud. No obstante, puede suscitarse antes de cumplir 40, lo cual alarma a quien así la vive, pero en realidad ¿debe preocuparse?

Menopausia significa el término de la vida reproductiva de la mujer, periodo que se considera a partir del año posterior a su última menstruación, lo cual sucede aproximadamente a los 48 años de edad en la población mexicana; pero, ¿por qué se suscita? Al nacer, toda fémina trae consigo la totalidad de óvulos de los que va a disponer durante su vida reproductiva, mismos que reciben el nombre de folículos primordiales y que permanecen prácticamente inactivos en los ovarios hasta el primer ciclo menstrual.

A partir de este momento, se desarrollan en cada regla entre 15 y 20 de ellos, aunque sólo uno pasa a la última fase de madurez antes de la ovulación; lo que sigue para una chica sana es experimentar entre 400 y 450 menstruaciones a lo largo de su vida, en otras palabras, si tenemos en cuenta que la primera menstruación se presenta alrededor de los 12 años y la última a los 48, serán 36 años de vida reproductiva, poco más o menos.

Pese a lo anterior, hay mujeres que viven su menopausia antes de los 40 años de edad y experimentan todos los trastornos que ello implica, es decir, el climaterio, el cual se caracteriza por la suspensión en la producción de hormonas (estrógenos, principalmente), hecho que incrementa las posibilidades de desarrollar osteoporosis (descalcificación de huesos), hipercolesterolemia (incremento de los niveles del colesterol), hipertensión arterial y problemas en el corazón. Son igualmente característicos los siguientes síntomas:

* Oleadas de calor repentinas (bochornos).

* Sudoración excesiva.

* Mareos.

* Calambres.

* Cansancio.

* Depresión frecuente.

* Falta de concentración.

* Cambios de carácter (se torna irritable y ansioso).

"La falta de estrógenos tendrá repercusión también en la vida sexual de la mujer ya que propicia disminución en el deseo sexual y también sequedad vaginal, lo que eleva las posibilidades de que haya infecciones vaginales e incontinencia urinaria (dificultad para detener la orina voluntariamente) por esfuerzo.

¿POR QUÉ ANTES DE LOS 40?

Hay dos tipos de causas por las cuales se suspende la menstruación antes de los 40 años: naturales o provocadas por cirugía.

"La primera se relaciona con el cese de la producción ovárica, lo cual regularmente sucede por deficiencia en la formación de los ovarios desde el vientre materno, es decir, se nace así y se manifiesta con menstruaciones irregulares desde la pubertad y la suspensión definitiva de las mismas antes de la edad promedio; cuando la causa no es la mencionada, puede ser asociada con consumo de tabaco y/o drogas, exposición a radiación o quimioterapia (medicamentos cuyo fin es eliminar células cancerígenas)".

A su vez, se define como menopausia quirúrgica a la que se propicia como consecuencia de la oforectomía o extirpación de uno o ambos ovarios. Es importante dejar claro que no hablamos de la histerectomía (intervención en la que se retira la matriz), aunque en casi todos los casos en las que ésta se lleva a cabo se extraen también los ovarios; pero si éstos demuestran ser saludables, lo indicado es no removerlos para que no se suscite la menopausia en una mujer joven, ya que seguirán produciendo óvulos y hormonas, aunque no haya posibilidad de ser madre.

Ahora bien, una mujer puede verse en la necesidad de extirpar sus ovarios si comprueba la presencia de células cancerosas o por problemas graves por infecciones, quistes (sacos o pequeñas bolsas llenas de líquido, en este caso dentro de un ovario, que pueden multiplicarse anormalmente) o endometriosis, la cual se define como la presencia de tejido endometrial (revestimiento interno del útero) en intestinos, ovarios, trompas de Falopio y otras estructuras abdominales.

Por otra parte, la mujer puede tener al nacer menos óvulos de lo normal -sucede en casos muy raros-, por ejemplo, cuando en vez de tener un par de cromosomas X cuenta con sólo uno de ellos, problema al cual se identifica como síndrome de Turner. Normalmente estas pacientes presentan baja estatura, cuello corto, senos y genitales insuficientemente desarrollados, ausencia de vello púbico, amenorrea (no hay menstruación), infertilidad y posible retraso mental; el diagnóstico se confirma con examen sanguíneo en cual los cromosomas anormales son identificados.

¡CALMA MUCHA CALMA ¡

Como sucede con la menopausia que no es prematura, el tratamiento más utilizado es la terapia de reemplazo hormonal, es decir, la prescripción de hormonas que no segrega el organismo, fundamentalmente estrógeno, estradiol, andrógenos y progesterona; comúnmente son administradas en forma de píldoras, pero existen parches tras-dermales que suministran estrógenos (las hormonas se absorben de la piel), tal como lo hacen también las cremas vaginales.

Existe una alternativa hormonal más, los llamados "estrógenos sintéticos", el cual ofrece los beneficios de la construcción del hueso para evitar riesgos de osteoporosis. Algunas mujeres reportan que mediante homeopatía y tratamientos herbales obtienen alivio ante los síntomas de la menopausia.

"Es muy importante conocer la historia clínica de la paciente antes de indicar terapia de reemplazo hormonal, pues estará contraindicada en quienes tienen antecedentes de cáncer en la familia".

También cabe dejar claro que es erróneo asociar la menopausia precoz con las siguientes ideas:

* No haber tenido hijos.

* Mantenerse virgen hasta la edad en que se presente.

* Primera menstruación a edad muy temprana.

* Uso de anticonceptivos orales por periodos prolongados.

* Bajo peso o mala nutrición.

Finalmente, es importante considerar que la suspensión del ciclo menstrual impacta la estabilidad emocional de la mujer joven que está en edad de procrear, pues contempla la incapacidad de ser madre. No obstante, en nuestros días existe la posibilidad de subsanar este inconveniente mediante técnicas de reproducción asistida, sobre todo la denominada implantación de óvulos fecundados. Para ello es de vital importancia que la matriz se encuentre sana y que el hipotálamo (glándula ubicada en el cerebro) liberando de manera normal hormonas indispensables para el embarazo, como las foliculoestimulante y luteinizante, que entre otras funciones intervienen en el fortalecimiento de útero y endometrio, así como estradiol y progesterona, las cuales preparan al cuerpo femenino para un embarazo.

En nuestros días el método que mejores resultados demuestra es la llamada fertilización in vitro, siendo la más solicitada en todo el mundo. Esta técnica de reproducción asistida consiste en la unión en laboratorio de óvulos (donados por una mujer sana) y espermatozoides, para dar lugar a embrión que, posteriormente, será implantado en el útero para que se desarrolle.

Si usted es menor a los 40 años, su regla se ha suspendido y empieza a tener los síntomas de la menopausia, acuda cuanto antes a revisión por parte de su ginecólogo, pues lo mejor es hacerle frente de una vez por todas. Tenga en consideración que una mujer sin la protección de los estrógenos es proclive a desarrollar cáncer de seno y cervicouterino, principalmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada